Veronica Gascón Hernández
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-Los organismos empresariales del País reconocieron el proceso legislativo sobre la iniciativa de reforma eléctrica propuesta por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, que fue rechazada al no alcanzar la mayoría calificada, y reiteraron su disposición para mantener una industria eléctrica fuerte.

«El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) reconoce la responsabilidad que hoy mostraron las y los legisladores federales en el debate sobre la reforma eléctrica. En un proceso democrático y dentro de los canales institucionales que establece el marco jurídico, las y los legisladores decidieron con su voto», expresó en un comunicado.

El CCE incluye entre sus afiliados al sector industrial, que representa el 60 por ciento del consumo eléctrico del País, así como el comercial, el agropecuario, turístico y financiero y a diversas empresas que han desarrollado e invertido en proyectos de generación eléctrica.

Añadió que un país abierto y moderno como México requiere de un marco legal claro, transparente y confiable, así como la aplicación de criterios técnicos en la operación del sector energético.

Por ello, dijo, es necesario asegurar que existan canales de comunicación y cooperación entre el Gobierno, las empresas y las organizaciones de la sociedad civil en beneficio del desarrollo económico y la sustentabilidad ambiental del País.

«El Consejo reitera su disposición de seguir colaborando para mantener una industria eléctrica sana, fuerte y competitiva. Es momento de actuar con unidad y visión de futuro. En el sector eléctrico se requiere la participación de todos: Gobierno, reguladores, empresas públicas y privadas, para lograr el beneficio efectivo de las familias mexicanas», señaló.

Por otro lado, la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) dijo que la decisión de la Cámara de Diputados le da certidumbre al empresario, a la economía nacional y genera un ambiente de confianza.

«Resaltamos el valioso proceso legislativo en el que las y los diputados con su decisión, manifestaron su voluntad de trabajar en forma conjunta para fortalecer el sector eléctrico y a México», afirmó la Concamin.

Añadió que seguirán buscando en unidad las mejores opciones para convertir a México en un país con mayores oportunidades, trabajando de la mano con todos los actores.

Por su parte, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) dijo que se debe actuar decididamente por las energías limpias y renovables, pues serán un beneficio para el planeta.

Consideró que si la reforma del Ejecutivo se desestimó fue porque no se escuchó a los ciudadanos, a los sectores y a los expertos en el ejercicio de Parlamento Abierto.

Sin embargo, mostró su preocupación de que el Gobierno recurra a «maniobras» para impedir la operación de generadores privados.

«Nos preocupa que una vez desechada la reforma, se pretenda seguir impulsando maniobras desde el Gobierno para impedir la operación de los generadores privados y se obstaculice la libre competencia, todo ellos en perjuicio de los mexicanos. Hacemos un llamado a que se respete la ley», subrayó Coparmex.

Agregó que la única vía para fortalecer el sistema eléctrico será a través del diálogo para que en lugar de favorecer a un sólo competidor, en este caso a la CFE, se privilegie el objetivo de darle luz a los mexicanos a precios accesibles y sin apagones.

¡Participa con tu opinión!