Luego de que la Cámara de Diputados frenara la reforma eléctrica impulsada por el presidente López Obrador, la iniciativa privada celebró al darse así la garantía de que la competencia en la generación de electricidad continuará, así como tarifas justas para usuarios domésticos y el sector productivo.

El presidente de Coparmex, Juan Manuel Ávila, reconoció incluso a los legisladores federales de Aguascalientes, quienes se opusieron a la reforma antes mencionada.

Indicó que la pretensión del presidente obedecía más a un capricho, al tratarse de una reforma que no tenía sustento económico alguno, además de que lo anterior elevaría de manera importante las tarifas eléctricas principalmente para la industria.

Lo anterior, dijo, debe servir para que los representantes populares federales, trabajen para fortalecer instituciones autónomas como el INE, tal y como lo ha pretendido el ejecutivo federal.

El líder de Coparmex indicó que no se puede permitir que malas prácticas y decisiones mal tomadas avancen.

Finalmente, indicó que lamentablemente empresas interesadas en invertir en la generación de energía han tenido que recurrir a juicios de amparo, promovidas contra el gobierno, lo que pudiera desencadenar problemas como inhibir la ejecución de importantes proyectos de capital extranjero.

“Es lamentable que no se pueda generar competencia, actualmente los permisos para generación de electricidad se han dado mediante amparos, que en su mayoría ganan las empresas, pero no corresponde el hecho de que quien quiera invertir se tenga que pelear con el Gobierno”, sentenció.

¡Participa con tu opinión!