Iván Sosa
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Hay hartazgo por la pandemia de Covid-19, pero a la autoridad le compete llamar a evitar las concentraciones de personas en donde pueden registrarse contagios, expuso ayer la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.
“Llevamos siete meses de pandemia, hay un hartazgo evidente de la población.
“La gente quiere reunirse con sus familias, hacer actividades sociales, acudir a un restaurante en la noche, particularmente las y los jóvenes”, apuntó la Mandataria capitalina.
Sheinbaum señaló que aunque es entendible la actitud de la población por el tiempo que ha durado la contingencia sanitaria en la Capital, aún no se puede desistir de las medidas sanitarias para evitar más contagios en la Capital.
“Pero nos corresponde como autoridad seguir insistiendo en las medidas preventivas.
“No es tiempo de hacer las grandes bodas, los grandes bautizos, las grandes fiestas, que hay que hacerlos pequeños, porque en estos lugares particularmente es donde hay contagios muy importantes”, requirió la funcionaria.
Al iniciar la Ciudad de México el quinto mes con el semáforo epidemiológico en naranja, la Mandataria mencionó que tomará dos semanas más evaluar si se confirma el crecimiento de hospitalizaciones presentado en la última semana o se retoma la tendencia descendente en el número de casos positivos.
“Vamos a esperar a la próxima semana y todavía tendríamos una semana más.
“Dependiendo de la tasa de incremento o los decrementos. para poder avanzar”, subrayó la Jefa de Gobierno.