Mauricio Ángel
Agencia Reforma

CDMX. – En su festejo de 75 años de trayectoria artística, Silvia Pinal fue consentida ayer con mariachi, reconocimientos, mensajes de sus amigos y de su hija Alejandra Guzmán, un pastel para compartir con el público y el aplauso de sus fans.
«Estos 75 se me hacen poquitos», afirmó a los medios de comunicación la «Diva del Cine de Oro mexicano», quien desde su silla de ruedas se mostró encantada con su celebración, realizada tras la función de la puesta en escena Caperucita y ¡El Lobo Feroz! en el teatro Rafael Solana.
La protagonista de películas como Viridiana y El Ángel Exterminador, dirigidas por Luis Buñuel, se conmovió al ver un repaso de su carrera en el cine, impulsora del teatro musical en México y figura televisiva por programas como Mujer, Casos de la Vida Real.
Aquel incluyó un video con comunicadores y con Alejandra Guzmán, que le agradecía por ser su maestra. «Este homenaje se me hace tan hermoso, tan grande, tan bello. ¡Viva México!», gritó Pinal, de 92 años.