Alfredo González 
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- El Servicio de Administración Tributaria (SAT) reconoció que como consecuencia de la sobredemanda de citas para realizar trámites presenciales en sus oficinas, surgieron actos de coyotaje por medio de intermediarios que las acapararon para venderlas más adelante al mejor postor.
María Vanessa Rivadeneyra Navarro, administradora central de Apoyo Jurídico de la Administración de Servicios al Contribuyente en el SAT, indicó que la dependencia detectó un acaparamiento de citas, algunas de las cuales nunca aplicaron, por lo que realizan esfuerzos para evitar que haya una concentración de las que hay disponibles.
“Los servicios que da el SAT son servicios gratuitos, pero con la sobredemanda de citas había un acaparamiento de terceros y las empezaron a vender”, explicó a asistentes virtuales a la Décimo Octava Reunión de la vicepresidencia de Asuntos Fiscales de la Concanaco.
“Se generó un seguimiento con la finalidad de avalar (las citas) y como teníamos los datos consideramos que era imposible que en varias citas coincidieran los mismos, por lo que implementamos una campaña para que la tramitación de las citas sea de manera sencilla, breve y gratuita”.
La funcionaria instó a los contribuyentes a denunciar actos de corrupción que detecten por parte de funcionarios de atención al contribuyente.
Reconoció ante los dirigentes de la cúpula del comercio organizado que la capacidad de atención personal cayó a raíz de las medidas de emergencia sanitaria que adoptó la dependencia por la pandemia.
“Teníamos 63 oficinas a nivel nacional y quedaron 55, así que lo que hicimos fue instalar módulos de atención, por lo que hay poco menos de capacidad en servicios físicos o presenciales, pero se solventaron con mayores herramientas”.
Indicó que el SAT cuenta con una plantilla nacional de 3 ml 396 personas para atender a un universo cercano a 79 millones de contribuyentes.
“La demanda de nuestros servicios no es un universo pequeño y si vemos su conformación, evidentemente por los temas que tenemos, muchos son de la Generación X, que no están muy involucrados con temas tecnológicos como sí lo están las nuevas generaciones”.
Adelantó que la visión del SAT hacia el futuro es realizar cada vez más trámites de manera remota para evitar la saturación de citas para atención presencial.
“Ya la mayoría de nuestros servicios son digitales, sólo son presenciales los que requieren garantizar la identidad del sujeto con valoración física y entre los de mayor demanda están los trámites de constancia de inscripción al Registro Federal de Contribuyentes y la generación de la contraseña digital”.
Añadió que algunos trámites presenciales ya pueden realizarse de manera remota a través de una aplicación denominada SAT ID.