Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que existe incertidumbre en la crisis del coronavirus.

Por ello, informó, está trabajando con los Gobernadores para evitar que esto afecte la inversión en el País.

“Estamos trabajando para impulsar el desarrollo económico, que no haya crisis en las empresas, ahora que hay una situación especial en el mundo por el coronavirus, queremos superar esa situación de incertidumbre, y lo vamos a hacer de manera conjunta, para que se mantengan las fuentes de trabajo y sigan llegando empresas”, apuntó.

El Gobernador Martin Orozco fue recibido con abucheos por parte de los simpatizantes del tabasqueño, y con aplausos y matracas de los asistentes que su Gobierno llevó.

En su discurso llamó a la unidad, por lo que enseguida el Presidente le respondió de la misma forma.

“Tenemos muy buena relación con el Gobernador. Estamos trabajando de manera coordinada, porque no podemos pelearnos, está prohibido que nos peleemos, porque representamos al pueblo, el Gobierno federal, estatal y municipal.

“Ya cuando vengan elecciones que cada quien agarre su partido, pero si no hay elecciones, y sobre todo interelectoral, tenemos que gobernar para todos”, apuntó.

Contrario a su mitin de ayer en San Luis Potosí, en este Municipio el sol fue un problema para cientos de seguidores que escucharon su discurso de casi 40 minutos a pleno rayo, pues solo se instaló una carpa donde estaba la mitad de los asistentes.
Libertad de género

Ante miles de mujeres, López Obrador se describió como un Presidente que impulsa la libertad de género, así como promueve la libertad de manifestación.

“Libertad de expresión, de manifestación de las ideas, libertad religiosa, libertad de género, libertad de manifestación, de nuestras ideas y participación política.

“Libertad, y que con esas libertades amplias, casi al limite de poder decir ‘prohibido prohibir’, que no estemos queriendo limitar las manifestaciones, expresiones de la gente, garantizando el derecho a disentir, a protestar”, apuntó.

Cuando presentó a su esposa, Beatriz Gutiérrez, los jóvenes de bachillerato, que al igual que ayer fueron llevados de sus escuelas para agradecer al Primer Mandatario las becas, comenzaron a gritarle “¡Beso! ¡Beso!”.

Ella se acercó y lo beso en la mejilla.

El Presidente se despidió con un “¡Vivan las mujeres!”, y enseguida remató: “¡vivan las mujeres y los hombres!”.

Por la mañana, en las redes sociales circularon fotografías de carteles que instalaron inconformes en puentes peatonales reclamando al Primer Mandatario el alza en homicidios y otros delitos.

Además de que en los camellones se instalaron cruces rojas.

Sin embargo, un par de horas antes del mitin del tabasqueño, ya no se encontraban.

Una decena de patrullas resguardó el trayecto del Presidente de Aguascalientes a Calvillo.