Reconciliarse con su madre es imposible

CDMX.- En una etapa de su vida en la que su bienestar mental es prioridad, Frida Sofía no cree en la reconciliación con su mamá, Alejandra Guzmán, porque entre ellas se interponen años de dolor.
“No es que Frida Sofía se enojó de repente e hizo su berrinche. Esto lleva toda mi vida. Es un dolor, es un veneno encapsulado que he tenido, que es polvo, lo barres y lo cubres con el tapete, pero al final ahí sigue.
“Obvio, la caca flota. Y no es un berrinche nada más, es toda mi vida. Esto hace casi imposible, como le dicen ustedes, la reconciliación”, aseguró en entrevista.
Aunado a esto, señaló la modelo, no percibe un deseo de arreglar la situación por parte de la rockera.
“Es que la actitud y la conducta de Alejandra no ha cambiado. Y la verdad llevo cargando con esto toda mi vida. He sido codependiente de ella toda mi vida. Me toca a mí hacer mi vida”.
Compartió que llevan alejadas casi tres años.
“Ya no me duele, te lo juro, como que pasó todo y ella hizo tantas cosas que también fueron mentiras, que este aprecio ya no existe. Y sé que suena muy fuerte, y me van a decir que ‘es la mamá’, pero también tienes que hacer tu papel como madre”.
La hija de la rockera y del empresario Pablo Moctezuma, radicada en Miami, habla de una madurez en este momento de su vida que llega a los 29 años. (Lorena Corpus/Agencia Reforma)