En la medida en que se van integrando los cuadros de candidatos de los partidos, el reto de los políticos debe ser la reconciliación y no la denostación; que las campañas electorales no sean motivo de división y encono; debe imperar el bien común en la búsqueda del triunfo de los contendientes, señaló el P. Rogelio Pedroza González.
Reiteró la importancia de que la gente razone su voto y que los candidatos no prometan lo que no puedan cumplir; “no contribuyan a la desilusión y desencanto de los electores”.
“Si ya vivimos una etapa de muerte por la pandemia, de violencia, marginación y polarización social en muchos ámbitos, no contribuyamos a generar más incertidumbre, tenemos que hacer lo que esté a nuestro alcance, para mitigar las consecuencias de la descomposición social, ya que es responsabilidad de todos recuperar el bienestar de la población”.
Comentó que resulta preocupante que de ser tradicionalmente un pueblo unido y solidario, se vaya fragmentando progresivamente, ya sea por intereses políticos, económicos o ideológicos.
Añadió que esta realidad debe servir como acicate para comprometernos en el servicio decidido hacia el prójimo, en vez de encerrarnos en el lamento.
Al parafrasear al Papa Francisco, dijo que “la profundidad de la crisis reclama proporcionalmente la altura de la clase política dirigente capaz de levantar la mirada y orientar”.
Consideró fundamental encontrar una vía de reconciliación que permita tender puentes y caminar juntos hacia la paz, la justicia y el bienestar social.
La vocación a la política no puede reducirse a una afiliación partidista o a sostener un postulado ideológico en una tribuna. Más bien, la política implica una “vocación de servicio”, que sólo se puede prestar si se tiene la disposición de escuchar, de dialogar sin descalificar y de ser creativos en la construcción de consensos y acuerdos.
“La política, si se lleva a cabo en el respeto fundamental de la vida, la libertad y la dignidad de las personas, puede convertirse verdaderamente en una forma eminente de la caridad”, concluyó.