La vacuna anti-COVID para los adultos mayores es segura y muy recomendable ya que con ello se evita una infección y se coadyuva en evitar el contagio y la propagación del virus, estableció la integrante de la Asociación de Gerontología y Geriatría de Aguascalientes, Carolina Bernal López.

La especialista destacó que las vacunas existentes y disponibles para la aplicación contra el COVID ya pasaron por todo un proceso de investigación y de aprobación en el que se enfatiza que son seguras y eficaces contra lo que están previniendo. “Ninguna vacuna que se aplique va a estar libre de ese proceso, realmente ya está comprobada su eficacia para prevenir lo que realmente es la enfermedad y que son seguras, que sus beneficios superan los riesgos”.

En tal sentido, dijo que las vacunas aprobadas actualmente a nivel internacional tienen una alta efectividad, donde la de Pfizer es del 95%, la de Moderna es de 94, la Sputnik V 95 y la de Astra Zeneca tiene un 70%, lo que quiere decir que todas pueden prevenir la infección en un porcentaje importante.

Afirmó que en la mayoría de las vacunas, los efectos secundarios reportados van desde leves que pueden ser dolor en la zona de aplicación, enrojecimiento, puede dar ligera fiebre y en muy bajo porcentaje pueden reportarse efectos secundarios más severos como una reacción alérgica.

Puntualizó que si una persona adulta mayor presentó una reacción alérgica severa a alguna otra vacuna, lo recomendable es que no se aplique, pero no existe ninguna otra contraindicación para la aplicación de la vacuna, es decir, pacientes con cáncer, con enfermedades crónicas como diabetes o hipertensión o con padecimientos avanzados pueden aplicarse la vacuna con seguridad. “Si existe alguna enfermedad en particular, lo deben consultar con su médico tratante para valorar si es recomendable vacunarse o no”.

Indicó que en caso de que algún adulto mayor tenga una infección activa en el momento de la vacuna, tales como fiebre, COVID o alguna infección bacteriana o viral activa, no se pueden vacunar. Sin embargo, si ya tuvo alguna infección y estuvo tratado con antibióticos, si se puede aplicar el biológico.

Finalmente, recalcó que tras la vacunación es importante seguir el resto de las medidas de prevención tales como el uso del cubrebocas y el distanciamiento social y evitar lugares concurridos para evitar la propagación del virus y ayudar a evitar el contagio.