Jorge Ricardo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Personal médico reclutado por el Insabi para luchar contra el Covid-19 va a cumplir un mes de estar en la primera línea, pero sin haber firmado contrato ni haber recibido ningún pago y muchos menos el mes por adelantado que prometió el Presidente Andrés Manuel López Obrador.
Encima de todo, acusan, los ponen a hacer la mayor parte del trabajo debido a que el personal se cuida del contagio.
“En mi plantilla somos cinco médicos, los cinco estamos por Insabi y ninguno de los cinco tenemos ni contrato, ni nos han pagado, así que trabajamos sin seguro ni atención médica”, dijo vía telefónica una médico que trabaja en Durango.
“Se había dicho que nos iban a pagar un mes por adelantado y en el equipo dos son de fuera y de su propia bolsa tienen que trasladarse y rentar. Los otros tres somos locales, pero en mi caso tuve rentar para no exponer a mi familia y como no nos han pagado tengo que vivir de prestado.
“Además, tontamente dejé mi anterior trabajo porque habían prometido lo del mes por adelantado, que de hecho está por escrito en la convocatoria, no nada más lo dijo el Presidente”, añadió la exempleada de la Cruz Roja, de 27 años.
La trabajadora acusó además la carga de trabajo, pues el personal de base se cuida de no contagiarse. “Lo tenemos que hacer todo nosotros porque los demás médicos no se quieren acercar, literalmente”, señaló.
“Todos rumoran que nosotros que vamos de Insabi vamos especialmente para el área de Covid y yo no firme contrato, ni nos dijeron cuánto tiempo estaríamos trabajando ni nos proporcionan el material suficiente”, dijo una enfermera de Hidalgo, que tampoco ha recibido su sueldo.
El 4 de abril, el Presidente prometió a quienes se enrolaran en el IMSS, el ISSSTE o el Insabi no sólo un buen sueldo, superior los 32 mil pesos en el caso de los médicos, sino un mes de anticipo, viáticos y dos puntos en el examen de residencias médicas.
Este martes, informó que 40 mil trabajadores han sido contratados, 8 mil 288 en el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), aunque todos han comenzado a trabajar sin contrato ni sueldo.
En grupos de Facebook y WhatsApp el personal médico se queja de la falta o del lento cumplimiento y de las diferentes respuestas que les han dado. Desde que tienen que pedir el contrato al gobierno local, hasta que no exijan nada debido a que es por López Obrador por quien, supuestamente, tienen trabajo. Además, temen las represalias del Gobierno.
“Yo entré el 16 de abril, estuve en capacitación y el 20 hice mi primera guardia, pero no me han pagado. Cuando llamaba me decían que esperara y que esperara, pero el viernes me dijeron que no estoy en la base de datos, yo creo que es un error porque yo he estado en el hospital un mes y medio y sin sueldo”, dijo en entrevista una doctora egresada de la UNAM que labora en Tlaxcala.
En el grupo de Facebook “Médicos del Bienestar Insabi” una enfermera egresada de la UNAM publicó fotos suyas en la sala de urgencias, su rostros marcado por la mascarilla, junto con un mensaje: “Ni rostro ya casi irreconocible por el equipo de protección personal, esto es real y difícil. Dijeron que nos darían un mes adelantado y sigo en espera en primera línea. Yo por cumplir no tenía dónde quedarme y viajé siete horas diarias entre ida y vuelta. Dormí en un carro hasta que por fin renté un cuarto, batallé, porque si eres personal de salud nadie te quiere rentar, esto no es ser héroe es suicidio”.