Claudia Guerrero
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió que el reclamo en el marco del T-MEC de Estados Unidos y Canadá sobre el manejo de la energía en la Cuarta Transformación podría ser político, pero que su Gobierno no se va a dejar y defenderá a México.

«Si es una sanción de tipo político, nos vamos a defender. Yo tengo indicios que esto tiene que ver con los intereses creados porque se dedicaban a saquear a México y como se les puso un alto, empezaron a hacer trabajo en Estados Unidos y logran esto, pero si no hay razón, nosotros no vamos a quedarnos con los brazos cruzados».

En conferencia desde Palacio Nacional, recordó que logró acuerdos con la mayoría de las 19 empresas con las que se reunió hace dos semanas.

«No es nada más lo de las empresas que no son las empresas las que tienen la inconformidad por eso intuyo qué es un asunto político», dijo.

El Mandatario federal subrayó que la política energética se define en México, no la imponen sus socios comerciales, y reiteró que el dominio del petróleo no está en negociación.

«Aclarar que podemos tener relaciones comerciales, pero las políticas las definimos en México. Nosotros no vamos a poner en negocia el dominio de México sobre el petróleo», dijo.

«No sé resignan y piensan que van a imponerse. No, nosotros no nos vamos a dejar», agregó más tarde.

El Jefe del Ejecutivo anunció que pidió ayuda a Jesús Seade, actual Embajador de México en China, para que apoye en el conflicto con sus socios comerciales que señalan inconsistencias de México en el marco del T-MEC.

López Obrador consideró que hay quienes de tanto arrodillarse, se acostumbraron a agacharse.

«Ahora la agenda la establecemos nosotros, ahora gobernamos de acuerdo al plan de desarollo que mandamos al Congreso y que se aprueba en el Poder legislativo, no son las recomendaciones del FMI, del BM ni de ningún Gobierno extranjero»

«De tanto arrodillarse, se acostumbraron a agacharse tenemos que hacer valer nuestra soberanía».

El tabasqueño amagó con exhibir entreguismo energético que se llevó a cabo durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto.

«Voy a dar a conocer cómo estaba el capítulo sobre el petróleo y cómo quedó (…) quienes promueven esta consulta aceptaron estando en el gobierno, mexicanos que aceptaron que el petróleo se pusiera en la mesa de negociación».

«En materia eléctrica lo mismo, vamos a dar a conocer, como de manera abusiva, violando inclusive la legislación que ellos mismo autorizaron parta destruir por completo a la CFE y entregar el mercado eléctrico a empresas privadas».

El tabasqueño señaló que las consultas lanzadas por Estados Unidos y Canadá son un mecanismo que está establecido en el T-MEC.

«Se ha recurrido a este procedimiento en 5 ocasiones», afirmó.

Explicó que si en más de 70 días no se llega a un acuerdo, el caso irá a paneles internacionales para que se dirima sobre el caso.

Reiteró que México no ha cometido ninguna violación al tratado comercial.