Antonio Baranda
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-Con un moño que colgaron en la puerta central de Palacio Nacional, representantes del Movimiento Nacional de Papás de Niños con Cáncer protestaron por el desabasto de medicamentos para sus hijos.

Israel Rivas, vocero del movimiento, aseveró que, contrario al discurso oficial, el desabasto de medicinas no solo continúa sino que está peor que nunca.

“Hacemos este acto simbólico porque parece que ha pasado desapercibido por el Gobierno federal, es evidente que nos quieren borrar del mapa y el desabasto sigue”, alertó.

“Hay indiferencia e indolencia total en este asunto, en el desabasto, hoy se cumplen 839 días del desabasto y las cosas dirían igual, diría yo, peor que nunca”.

En el marco del Día Internacional de Lucha contra el Cáncer Infantil, Rivas acusó que para el Gobierno federal los niños con cáncer no existen, pues las compras hechas a través de la ONU llegarán hasta junio.

Sostuvo que tampoco hay voluntad política para solucionar el problema, por lo que hay funcionarios que están incurriendo en responsabilidades que consideró muy serias.

“Nos quieren borrar del mapa a como dé lugar, es totalmente evidente su actitud. La crisis va continuar tristemente y quiénes son sacrificados sin nuestros niños”, añadió.

“Comenzamos siendo empáticos con ellos y pensamos que este desabasto era producido por errores, inclusive como una sancadilla del gobierno anterior, hoy, a dos años del desabasto nos damos cuenta que no hay voluntad política”.

Andrea Rocha, abogada de padres de niños con cáncer, entregó un escrito en la Oficialía de Partes de la Presidencia para que el Gobierno responda el porqué del desabasto de tratamientos.

“Vamos a ejercer nuestro derecho de petición como ciudadanos para que el Presidente constitucional nos pueda fundamentar y motivar el por qué del desabasto de quimioterapias”, dijo.

“El documento tiene su fundamentación en el artículo octavo constitucional, así como en el artículo sexto. Queremos que el Gobierno nos pueda fundamentar y motivar el por qué hasta el día de hoy no de han realizado compras que puedan abastecer los hospitales, las clínicas del IMSS, y también las clínicas que pertenecen al Insabi, antes Seguro Popular”.

Rocha recordó que se han presentado cinco denuncias ante la Fiscalía General de la República, y de hay 33 amparos que protegen a más de 200 padres de familia de todo el País.

“El 8 de febrero también presentamos formalmente una queja, solicitamos las medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos; estaremos a la espera de que nos pueda responder”, agregó.

“Quiero mencionar que en países como Venezuela y como Cuba ya se han dictado medidas cautelares a favor de los padres, y también han sido por falta de medicamentos”.