Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Hace 23 días, los operadores del Canciller Marcelo Ebrard demandaron al líder nacional de Morena, Mario Delgado, una reunión para entregar la documentación que sustenta su exigencia de piso parejo para elegir al abanderado presidencial de 2024.
El miércoles pasado, la senadora Martha Lucía Micher, coordinadora para el proceso interno por parte de Ebrard, se reunió con el dirigente, a quien, dijo, entregó una decena de carpetas con pruebas del dispendio en espectaculares, bardas y mantas que promueven a la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y al Secretario de Gobernación, Adán Augusto López.
La exigencia del equipo de Ebrard es que la dirigencia morenista investigue el origen de los recursos para ese despliegue de propaganda en el país.
En la documentación también exhiben algunos «acuerdos políticos» que están realizando los aspirantes o quienes los representan para ganar apoyo.
En entrevista, Micher insistió en que hicieron tres peticiones a Delgado: uno, poner orden, y revisar el origen del derroche y frenarlo; dos, citar a los equipos de los aspirantes presidenciales de Morena para establecer reglas claras, y tres, aplicar el mismo método para elegir al coordinador de comités de defensa de la cuarta transformación, que será virtual candidato presidencial, como en 2011.
«Le entregamos a Mario Delgado una muestra representativa de nuestra preocupación, no estamos más que manifestando una serie de acciones que, a nuestro criterio, no ayudan a tener un piso parejo.
«Son una muestra representativa de bardas, espectaculares, mantas y demás propaganda que está en todo el país. Concretamente de Claudia Sheinbaum y Adán Augusto López. Mario es el que puede poner remedio a esto, son sus facultades y nos parece que debe de poner orden», expuso la senadora.
Recalcó que no están acusando a la Jefa de Gobierno o al Secretario de Gobernación de usar recursos públicos o propios, sino que existe un despliegue de propaganda a su favor y se debe investigar quién y cómo se está financiando.
«No estamos acusando a nadie y hago énfasis en eso. Está bien que cada quien haga su luchita, pero tiene que aclararse cuál es el origen de los fondos, cómo se están operando y que no estén al margen de la institucionalidad», expuso.
La legisladora insistió en que la dirigencia nacional de su partido debe fijar reglas claras, con límites específicos, pues lo que está en juego no es un cargo menor.
«Respeto las opiniones tanto de Adán como de Claudia, pero esto no es cualquier cosa, no es como si estamos en la prepa y decimos: ‘saquen sus cartulinas’. No, es un partido político y es un proceso serio y le queremos dar seriedad, estamos contribuyendo a un juego limpio, es todo lo que pedimos.
«Si Mario, que es el mero mero, no lo hace, entonces qué vamos hacer, no vamos a ir al INE. Si nos dicen que no hay acuerdo, no hay límites, no hay reglas, pues que nos lo firmen y ya cada quien se va a hacer por su campaña. Sólo queremos orden y que se establezcan condiciones equitativas», agregó.
Micher sostuvo que sin propaganda como otros aspirantes, Ebrard va a la cabeza de todas las encuestas, por lo que se debe garantizar que el método interno sea correcto.
Insistió en que si cada aspirante presidencial nombra a una encuestadora, y una empresa coordina los trabajos y juntos definen las preguntas, el resultado dará certeza.
De acuerdo con la representante de Ebrard, Delgado se comprometió a revisar la documentación y a convocar a los equipos a un encuentro posterior.