Piden desarrolladores de vivienda que el Cabildo de Aguascalientes y el Primer Edil reconsideren su propuesta de aumentar en un 50% el Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles (ISABI), pues si bien afecta a los desarrolladores de vivienda que pagan el gravamen al momento de adquirir reserva territorial, se encarece la vivienda y se afecta a quien busque comprar casa, sobre todo a aquellos que menos ganan.

Juan Carlos Rodríguez García, presidente de la Cámara Nacional de Desarrolladores de Vivienda (Canadevi), expuso que si bien la propuesta de Ley de Ingresos para 2022 que contempla un aumento en el costo del ISABI de 2% al 3%, es decir un 50% más de lo que se tuvo hasta este año, sería conveniente también hacer el llamado a los diputados para que no avalen ese rubro que “es desproporcionado”.

Expresó que no hay justificación para dicho ajuste excesivo, pues si bien en una década no ha habido aumento alguno en este impuesto, no es suficiente pretexto para hacerlo y menos sin haberlo socializado o consultado con los sectores directamente involucrados, “se trata de una decisión tomada de un día para otro y más que eso, es desproporcionado aumentarlo en un 50%”.

Falso es que hayan dejado de recaudar por ese concepto, pues en el caso de los desarrolladores de vivienda en los últimos años han aumentado sus ventas y por ende los costos de escrituración que se reportan a Municipios a través del INSABI, “recordarás hace unos años andábamos a un número de casi cuatro mil millones de pesos, y ahora andamos por arriba de los seis mil millones, eso significa que ellos pudieron cobrar un 50% más de ISABI. En los últimos años el incremento de lo escriturado ha sido por arriba del 50%, significa que fue una recaudación mayor por parte del municipio”.