Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Los burócratas no retomarán sus labores presenciales hasta que estén vacunados contra Covid-19 y se les realicen las pruebas para detectar el virus, indicó Joel Ayala, líder de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE).
Además, explicó que el regreso no podría ser masivo, por lo que requieren una estrategia gradual.
“De darse el retorno, éste podría ser de un 20 o 30 por ciento del personal”, señaló en un comunicado.
“Sabemos de la importancia de devolverle el dinamismo a la economía, pero la salud de los trabajadores es primordial”.
Descartó que al concluir la vigencia del decreto firmado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, respecto a que los trabajadores deberán reincorporarse el próximo lunes 3 de mayo, la instrucción sea la de volver a las áreas de trabajo, a las oficinas y ventanillas.
Consideró que el retorno no está sujeto a una fecha determinada.
“No queremos que haya rebrotes y esa es la posición que nos han pedido los trabajadores y nos vamos a sostener en ella”, indicó.
“Nosotros hemos insistido en que no aceptamos acciones unilaterales, por ello requerimos ser convocados para valorar la situación”.
Respecto al número de empleados al servicio de estado que representa la FSTSE, el dirigente informó que son alrededor de un millón 200 mil.
“Los trabajadores no están solos pues tienen una representación legal, debido a lo cual no queremos provocar una acción radical de los trabajadores al señalar que se oponen al regreso”, precisó.
Sin embargo, afirmó que están obligados a garantizar que los trabajadores tengan seguridad.
En enero pasado, el Gobierno federal estableció hasta el 30 de abril las medidas de trabajo a distancia y reducción de la movilidad de los servidores públicos, ante la prevalencia de la emergencia sanitaria y el semáforo rojo en la Ciudad de México, donde se concentran las dependencias de la Administración Pública Federal (APF) .
La Secretaría de la Función Pública envió a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) un proyecto para ampliar el Acuerdo y mantener al mayor número posible de empleados fuera de oficinas.
La versión anterior, del 20 de diciembre de 2020, no tenía una fecha específica de vencimiento.
“El mapa del semáforo epidemiológico del 6 de enero de 2021, emitido por la Secretaría de Salud, refleja una situación de riesgo máximo en cinco entidades federativas, incluida la Ciudad de México, lo que incide a tomar medidas que coadyuven a reducir la probabilidad de incrementos (de contagio)”, se indicó en el proyecto.
“Lo anterior, obliga a mantener la operación de la APF, en consonancia con la política de sana distancia y reducción de movilidad, poniendo énfasis en el trabajo a distancia y la prevalencia en la utilización de tecnologías de la información”, agregó.