Jesús Guerrero 
Agencia Reforma

CHILPANCINGO, Guerrero .-Con la consigna de seguridad y justicia, transportistas marcharon por el carril norte sur de la Autopista del Sol.

«Nos están quemando nuestras unidades y la Gobernadora Evelyn Salgado no hace nada», le gritó un taxista a Rafael Julián Arcos, delegado de Gobernación estatal en la región centro.

El funcionario llegó al parque Margarita Maza de Juárez para pedirle a los inconformes que no se movilizaran; a cambio, ofreció una mesa de diálogo en Palacio de Gobierno.

Sin embargo, no hicieron caso al funcionario y enfilaron hacia la Autopista para iniciar su marcha.

Tras caminar más de 5 kilómetros por la vía de cuota, los choferes de camionetas Urvan y taxis llegaron al Palacio de Gobierno donde fueron atendidos por funcionarios de la Secretaría General de Gobierno.

Este jueves se cumplen cuatro días de paro del transporte público en Chilpancingo tras el asesinato de cuatro choferes y la quema de cinco unidades en distintos puntos de esta capital.