Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras aclararle que el INE no tiene facultades para trazar los lineamientos de la revocación de mandato, el senador morenista Ricardo Monreal advirtió al consejero Lorenzo Córdova que las reglas que deberán seguirse las pondrá el Legislativo.

El coordinador de la bancada de Morena en el Senado llamó por teléfono al consejero presidente del INE y éste le aseguró que los lineamientos que horas más tarde presentaría a los partidos eran sólo para efectos de cálculo en el presupuesto para el ejercicio de la consulta.

De visita en Durango, Monreal reveló la conversación que había sostenido con Córdova.

“Hace un rato hablaba con Lorenzo Córdova. Ellos quieren emitir hoy (ayer) lineamientos para la aplicación de la revocación de mandato. Lo que yo le dije es que por ningún motivo un órgano autónomo, por muy importante que sea, puede sustituir al Poder Legislativo. Y aun cuando hubiese lineamientos, una vez que nosotros aprobemos la ley de revocación de mandato, tendrán que observarla todos”, detalló.

“Es decir: los lineamientos que surjan de allí, hoy o mañana, tendrán que subordinarse a la ley. Él (Lorenzo Córdova) me comentó que no era la intención, le creo. Me dijo que los lineamientos eran sólo para efecto de cálculo en el presupuesto dado que el viernes (ayer) es el último día para enviar el proyecto de presupuesto y estar dentro de su presupuesto la consulta sobre revocación de mandato”.

Luego de que naufragara la convocatoria a un periodo extraordinario de sesiones para desahogar el análisis de la ley reglamentaria que acompañará la revocación de mandato, el senador adelantó que el primer tema a revisar a partir de septiembre, será el de esa figura de consulta.

En relación con la reforma política-electoral que tiene lista para presentar, orientada a una purga en los órganos electorales, el zacatecano aclaró que primero deberá haber un acuerdo en la bancada para que pueda formalizarla, a pesar de que el Presidente López Obrador dijo en la semana que él presentaría la suya.

“Puedo decir que hay interés de una reforma constitucional profunda. Coincidimos con el Presidente de la República en el planteamiento de buscar cómo profundizamos los procesos democráticos y cómo logramos instalar en los órganos electorales y en el Tribunal (Electoral) a personas que tengan imparcialidad y que sean profesionales”, explicó.

En todo caso, aclaró el senador, la reforma “no será a contentillo” del Presidente porque, repuso, aprobar una reforma constitucional se necesitan dos terceras partes y Morena y sus aliados no las podrían conseguir.