Antonio Baranda
Agencia Reforma

LOS ÁNGELES, EU.-El Gobierno de México ayer reclamó en la Cumbre de las Américas el veto a Cuba, Nicaragua y Venezuela, así como los bloqueos, embargos y sanciones económicas.
En voz del Canciller Marcelo Ebrard, quien asiste en representación del Presidente Andrés Manuel López Obrador, calificó como un error grave que se haya excluido a dichos países del encuentro.
«El propio logo de esta Cumbre de las Américas así lo reconoce, ahí está Cuba, está Venezuela, está Nicaragua; México, podría yo decir que nos faltó Baja California y Yucatán; pero digamos que están todos los países de las Américas», mencionó.
«Consideramos que es un grave error y que nadie tiene derecho a excluir a otro; no aceptamos el principio de intervención para definir unilateralmente quien viene y quien no viene».
Durante la primera reunión a nivel ministerial, recordó que hace 10 años, en la Cumbre de Cartagena de 2012, se llegó a la conclusión de que debía asentarse en la declaración que todos los países fuesen invitados.
«En aquel tiempo el excluido fue Cuba, hoy son otros países además de Cuba. Entonces, dejar esto establecido en primer lugar, es un error estratégico», sentenció.
En su intervención ante el Secretario de Estado de EU, Anthony Blinken, y ministros de todo el continente, Ebrard deploró que siga habiendo bloqueos, en clara alusión a Cuba.
«Llamar la atención de que es increíble que a estas alturas sigamos viendo bloqueos, embargos y sanciones, aún durante la pandemia, contra países de las Américas, contradiciendo el derecho internacional y los objetivos que nos animan en las Américas», expresó.

Unión duradera
El Canciller hizo énfasis en que, desde el punto de vista de México, es necesario buscar una unión genuina y duradera entre todos los países del continente.
«Por la nueva realidad geopolítica que estamos viviendo con Europa, la nueva competencia económica que estamos viviendo, en donde va a ver el surgimiento de nuevas tendencias regionales, aconsejaría cambiar, a entrar a una nueva era en las relaciones de los países de las Américas, en buscar una unión verdadera y genuina en beneficio de todas y de todos», planteó.
Previo a la inauguración formal del evento, Ebrard planteó la refundación del orden interamericano, basada los principios de no intervención y beneficio mutuo.
«Por la nueva realidad, la propuesta que México desea hacer y someter a ustedes es que conformemos un grupo de trabajo que presente el proyecto de refundación del orden interamericano», propuso.
Ante el Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, el Canciller advirtió que si bien se aprueban acuerdos regionales, incluso por unanimidad, la realidad es que permea el disenso y no la ruta común.
«Si llevamos 10 años discutiendo lo mismo es que no lo hemos resuelto y todo nos urge a resolverlo», manifestó.

¡Participa con tu opinión!