Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Fiscalía General de la República (FGR) inició el trámite para pedir a Estados Unidos el aseguramiento del departamento en San Antonio, Texas, que presuntamente le entregaron como «moche» a René Gavira Segreste, ex jefe de Administración y Finanzas de Segalmex.
El pasado 7 de febrero la dependencia federal hizo una solicitud de asistencia jurídica para asegurar el inmueble ubicado en los condominios The Ricchi Luxury Condominiums, en La Cantera, una de las áreas de mayor plusvalía en la ciudad texana.
La Dirección General de Procedimientos Internacionales de la FGR ya hizo requerimientos adicionales en la petición.
En el papel, el departamento con un valor aproximado de 6 millones de pesos, fue vendido por Vilma Cristina Herrera Reza a René Federico Gavira Martínez, hijo del ex directivo de Segalmex, preso en el Reclusorio Norte desde diciembre de 2023.
Sin embargo, Juan Carlos Burillo González, testigo colaborador de la FGR, declaró que en realidad la compra-venta fue una simulación y que ese inmueble fue traspasado a Gavira Segreste, a través de su hijo, a cambio de los contratos para el procesamiento de leche que asignó a Comercializadora de Productos Lácteos de la Laguna (Coprolac).
De hecho, Carlos Ernesto Herrera Reza, dueño de Coprolac, es hermano de la mujer que fungió como «vendedora» del inmueble.
«Parte de lo que iban a remunerar (eran) los contratos que él había asignado», declaró Burillo González, apoderado legal de la empresa de Herrera Reza.