Selene Velasco y Viridiana Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En caso de que se requiera reubicarlos, los animales asegurados en el autodenominado santuario Black Jaguar White Tiger (BJWT) serían trasladados a zoológicos de la Ciudad de México, previó el Gobierno capitalino.
La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, detalló que las especímenes hallados en las instalaciones de la organización, entre los que se encontraban leones y tigres, son evaluados por autoridades federales para determinar su condición de salud.
«Hubo un aseguramiento en la Fiscalía, los animales están bajo revisión, se van a llevar a los zoológicos, normalmente ocurre así, la Profepa primero toma en sus manos a los animales y después ubica un lugar en donde puedan reponerse, recuperarse y en este caso estamos viendo en cuál de los zoológicos van a ser recibidos.
«Ya les informamos, está revisando Fernando Gual, el director General de Zoológicos; primero revisa la Profepa la condición de los animales, después los zoológicos y a partir de ahí se encuentra el mejor lugar para que puedan reponerse», abundó.
Ayer, Grupo REFORMA publicó que activistas acusaron que los felinos que habitaban en el predio de BJWT, ubicado en el Ajusco, Alcaldía Tlalpan, llegaron a comerse entre sí por la ansiedad provocada por el encierro en jaulas, mientras que otros habrían fallecido o padecido desnutrición o lesiones severas.
La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) refirió que en el lugar fueron ubicados 190 felinos, entre los que se encuentran leones africanos, leones blancos, tigres, jaguares y pumas, así como 17 primates y dos coyotes.
«Durante la visita se revisó la legal procedencia de los ejemplares, el plan de manejo y las condiciones de confinamiento», indicó la dependencia federal.
Apuntó también que se estableció comunicación con unidades de manejo animal, zoológicos del País y con la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México (Azcarm) para que, en caso de ser necesario, se les traslade.
La Brigada de Vigilancia Animal quedó a cargo de cuatro perros y dos burros ubicados en el terreno.