Los empacadores de la tercera edad que generalmente trabajan en tiendas de autoservicio, tendrán garantizado otro ingreso de 4 mil pesos para que puedan apoyarse durante un mes más en que se incrementaría su aislamiento, pues aunque se reactive la actividad laboral, son parte de la población vulnerable que deberá mantenerse resguardada.

Así lo manifestó el gobernador Martín Orozco Sandoval, luego de que la presidenta del DIF Estatal, Yolanda Ramírez de Orozco, anunció que los 715 que fueron beneficiados en una primera etapa al ser parte de un padrón de empacadores de supermercados y farmacias, volverán a recibir el mismo apoyo.

“El que las personas de la tercera edad se hayan mantenido en casa el más tiempo posible ha permitido que sea el sector poblacional que menos se ha enfermado de coronavirus, por eso es que aunque está por reiniciarse la actividad productiva, se sugerirá que se mantengan en casa al menos durante lo que resta de mayo, con la certeza de que tendrán de nueva cuenta la aportación de los servidores públicos estatales”.

Además de estas acciones dirigidas principalmente a la población vulnerable de la tercera edad, el DIF Estatal ha implementado una serie de programas especiales para no descuidarlos durante esta contingencia sanitaria, de ahí que han sido entregadas 10 mil despensas en distintos puntos del estado, de los domicilios visitados en el 43% habitan adultos mayores.

De la misma manera, fueron habilitados 10 comedores comunitarios y diariamente se hace la entrega de mil raciones de comida, y también allí los principales beneficiarios tienen que ver con la población de la tercera edad.

El DIF Estatal se ha mantenido al tanto de los 20 centros que dan albergue en total a 394 adultos mayores, de ellos más del 50% tienen más de 80 años de edad. A esos lugares se les ha garantizado que cuenten con lo necesario para darles la atención que se merecen.