La esperanza de tener campeones en este primer semestre del año está viva para Necaxa, que tiene a dos de sus representativos de fuerzas básicas en el duelo por el título. Las emociones por levantar el trofeo de campeón arrancan este miércoles por la mañana con la categoría Sub-18, que recibirá al Guadalajara en el Estadio Victoria.
Las Chivas terminaron la temporada regular como los líderes del torneo para después eliminar a Xolos en cuartos de final y al América en las semifinales. Lo curioso es que Chivas no ha ganado ningún partido en lo que va de la liguilla, sumando cuatro empates de forma consecutiva y avanzando de ronda por su posición de líder general.
Por su parte, Necaxa se calificó como el cuarto mejor de la tabla y en cuartos de final y semifinales venció sin problemas a Pumas y Monterrey, respectivamente, anotando seis o más goles en cada llave, demostrando su gran poder ofensivo.
Incluso en el torneo regular, Necaxa fue de los pocos equipos que superó a Chivas en un duelo cerrado que se definió por la mínima diferencia en Casa Club Necaxa. Con la confianza a tope por las goleadas ya mencionadas y con el aliciente de jugar en el Estadio Victoria, los Rayitos se declararon listos para encarar esta prueba y buscar un buen resultado en casa para definir al próximo campeón de la categoría el sábado en tierras tapatías.