Fernanda Carapia 
Agencia Reforma

GUADALAJARA, JAL.-Fieles católicos recibieron la bendición del Santísimo, aunque fue a distancia.

Ayer por la tarde, la custodia del pan consagrado abordó un helicóptero y sobrevoló colonias de Zapopan y Guadalajara, así como la Catedral y el Estadio Jalisco para dar su bendición.

Aunque la aeronave pasó a distancia de las personas y no era visible, la alegría de los fieles se manifestó en su rostro.

Además, alzaron sus manos y agitaron pañuelos blancos para recibirlo.

Desde que empezó la pandemia por Covid-19 en Jalisco, el 17 de marzo, los templos cerraron sus puertas para el culto público, lo que alejó físicamente a los fieles de los símbolos de su fe, como el Santísimo.

Esta iniciativa fue de un particular, quien rentó la aeronave por una hora para que recorriera diversos puntos.

La bendición ya sea con el Santísimo o imágenes con las diferentes advocaciones de la Virgen ya han salido a recorrer ciudades en otros Estados como Querétaro y Veracruz.