La temporada 2022 ha estado llena de altibajos para los Rieleros de Aguascalientes, que arrancaron sorprendiendo a toda la liga a principios de campaña, pero, poco a poco, se fueron apagando hasta el punto de poner en predicamento su pase a playoffs. La directiva, a sabiendas de los problemas que tenía el roster, hizo movimientos de última hora, los cuales han sido positivos para Luis Carlos Rivera, quien por fin encontró estabilidad en la posición de lanzador abridor y reavivó la ofensiva con varios peloteros encendidos.
La Máquina logró una barrida importantísima como visitante ante León, que, sumado a una barrida en contra de Saraperos, ha puesto de nueva cuenta a Rieleros en la sexta posición de la zona norte, por lo que están, de momento, calificados a la siguiente ronda. Para seguir en esta situación, el Riel necesita seguir sumando triunfos y tras un día de descanso esta tarde, en punto de las 18:00 horas, arrancarán serie al recibir en el Parque Alberto Romo Chávez a los Mariachis de Guadalajara.
Los tapatíos han sido una de las decepciones de este año, pues se esperaba que compitieran por la cima de la zona y, en cambio, pelean por el último lugar. A pesar del mal momento que viven los Mariachis, Rieleros tienen que salir a concentrarse al máximo en su trabajo y aprovechar las circunstancias para sumar su cuarto triunfo de manera consecutiva. El lanzador probable para este primer partido es el venezolano Érick Leal que quiere seguir recuperando el nivel de inicio de temporada, pero lo más importante es que la ofensiva de Aguascalientes mantenga el gran ritmo de los últimos partidos.
Henry Alejandro Rodríguez se ha convertido en el líder ofensivo del equipo con batazos al por mayor que se convierten en carreras. Si el famoso “Pollito” sale en otra buena serie, los Rieleros tienen altas posibilidades de llevarse triunfos. Aunque la barrida sería perfecta, incluso sólo ganar la serie le bastaría a Rieleros para tomar un poco de colchón en la pelea por los playoffs, por ello la importancia de esta serie en casa. La afición local seguramente volverá a llenar las gradas del Romo Chávez, por lo que la novena de casa ya le debe una alegría a su gente que fielmente, cada quince días, se da cita esperanzada de ver ganar a su equipo que, parece, ha tomado un segundo aire.