La mayoría de los taxistas se niega a dar servicio a los invidentes, por lo que tienen serios problemas para trasladarse y las empresas se muestran renuentes para su contratación, aún en actividades manuales que pueden hacer perfectamente, donde el tacto es más importante que la vista, denunció la presidenta de Ciegos Progresistas de Aguascalientes, Genoveva Herrera Hernández, al subrayar que su discapacidad no los hace personas inútiles.
Destacó que a pesar del apoyo que el DIF Estatal brinda a los choferes de taxis mediante el canje de vales por gasolina, éstos les niegan los traslados.
“Apenas nos ven y se arrancan. Unos dicen que ciegos no llevan. Mientras que otros de manera grosera nos han dicho que no son computadoras para conocer los nombres de las calles”.
Y aunque pueden denunciar estas malas prácticas a la autoridad, Genoveva Herrera dijo que muchos de sus compañeros se abstienen por falta de tiempo y de recursos para hacerlo.
Igualmente, explicó que persiste el estigma en muchas empresas de no contratar a invidentes al tener la creencia de que no pueden valerse por sí mismas. “Los empresarios tienen miedo de enfrentar la discapacidad porque ellos no viven lo que los discapacitados viven. Ellos creen que no pueden por la discapacidad que tienen”.
En tal sentido, llamó a los empresarios a perder el miedo y poner a prueba a personas invidentes en su plantilla laboral.
“Siempre lo que hemos pedido es oportunidad. Cinco compañeros trabajaron en una empresa de Ciudad Industrial, era de costura y confección. Ahí se hacía ropa para bebé, batas de baño, baberos y cojines. Cuando querían sacar un embarque rápido ponían a los invidentes por su habilidad en las manos”.
Finalmente, Herrera Hernández recalcó que una gran mayoría de invidentes padece de discriminación por la sociedad. “Nos hacen menos, es humillante, no nos quieren voltear a ver, en muchas partes se ve esa situación”.

¡Participa con tu opinión!