Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Una jueza federal rechazó ayer suspender el rediseño e impresión de los libros de texto gratuitos, que impulsa el actual Gobierno y ha sido impugnado por al menos dos asociaciones civiles.
Dinorah Hernández, jueza Novena de Distrito en Materia Administrativa, admitió a trámite un amparo presentado por Suma por la Educación AC, pero se negó a conceder una suspensión para detener el proceso, iniciado en marzo por la Dirección General de Materiales Educativos de la SEP.
Suma por la Educación y la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) han presentado cuatro amparos contra la SEP por este tema, pero este es el primero que es admitido.
La UNPF, de tendencia católica y conservadora, defiende el derecho de los padres a intervenir en la educación de sus hijos, de acuerdo con sus creencias. Suma por la Educación, en tanto, es presidida por el ex diputado federal panista Francisco Landero.
En su demanda las organizaciones advierten que en el rediseño se contemplan contenidos religiosos, políticos e ideológicos que vulneran los principios a una educación universal, inclusiva y laica.
Si bien la jueza Hernández reconoció el interés legítimo de Suma por la Educación para presentar el amparo, consideró que por ahora no hay evidencia suficiente de que se busca incluir ese tipo de temas en los libros.