Diana Gante
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La intención de Manuel Bartlett, director general de CFE, de establecer una tarifa eléctrica única en el País podría generar desventajas o subsidios, sobre todo en los usuarios residenciales, coincidieron expertos.
José María Lujambio, director de Energía de Cacheaux, dijo que la propuesta no es clara sobre si será una tarifa para todos los niveles, residencial, comercial e industrial, o sólo del sector doméstico, y si implicaría que para algunos usuarios del País subiera su tarifa y para otros disminuyera sin justificación o reconocimiento de costos.
«Pensar en una lógica de una sola tarifa implica que ciertas regiones y usuarios subsidiarían a otros. Todo esto suponiendo que hablamos de las tarifas finales de suministro básico.
«Además eso se podría hacer ahora, con la ley vigente, pues aunque la CRE determina las tarifas a través de un acuerdo el Ejecutivo determinaría tarifas diferentes, por lo que no es necesario un cambio constitucional», expresó Lujambio.
El artículo 139 de la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) establece que la CRE es la que aplicará las metodologías para determinar las tarifas reguladas de suministro básico.
Sin embargo, el Ejecutivo federal podrá hacer una fijación de tarifas mediante un acuerdo para grupos determinados de usuarios de suministro básico.
En su comparecencia ante diputados con motivo del Tercer Informe de Gobierno, Bartlett dijo que de entrar en vigor la iniciativa de reforma constitucional se homologará una tarifa para todo el País con el fin de que sea «justa».
«Es muy importante para el País y tendremos más instrumentos aún para bajar las tarifas. Una de las medidas que tomaremos es establecer una tarifa única en el País», dijo el titular de la CFE.
En tanto, Montserrat Ramiro, ex comisionada de la CRE, explicó que una tarifa única no haría sentido económico ni social para la empresa estatal.
«Desde la parte económica, tener una tarifa no hace sentido económico para la misma CFE porque no cuesta lo mismo llevar la energía a distintos puntos del País.
«También hay que hablar de la política social porque los subsidios tienen que destinarse a personas con necesidades particulares, no a actividades; los subsidios están bien cuando por política pública decides proteger a grupos vulnerables», señaló.

¡Participa con tu opinión!