José Díaz Briseño
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU 18-Oct-2017.- El Tratado de Libre Comercio de norteamérica se sostiene con alfileres.
México y Canadá rechazaron las propuestas que EU presentó durante la cuarta ronda de negociación del TLC que culminó ayer.
Las propuestas de cambios a las reglas de origen en autos, fijar una cláusula de expiración del acuerdo de 5 años y cambios a los mecanismos de resolución de disputas, fueron calificados por ambos países como un retroceso y un atentado contra el Tratado.
«Este es una forma de pensar de querer ganar todo y que busca socavar el TLC antes que modernizarlo….Todos hemos visto propuestas que harían retroceder el reloj 23 años en predictibilidad, apertura y colaboración bajo el TLC», denunció la Ministra de Exteriores canadiense Chrystia Freeland.
El Secretario de Economía mexicano, Idelfonso Guajardo, defendió la posición mexicana asegurando que las propuestas presentadas por la Administración Trump atentan contra la integridad del pacto vigente desde 1994.
«Solo hay que escuchar a los actores de EU para entender que lo que fue referido como intransigencia es sensatez», dijo respecto a los ataques estadounidenses.
La administración Trump se dijo sorprendida por la postura de México y Canadá.
«Francamente estoy sorprendido y decepcionado de la resistencia al cambio por parte de nuestros socios», lamentó el representante comercial de EU, Robert Lighthizer.
En conferencia junto a la ministra Freeland y el Secretario Guajardo, Lighthizer anunció que la renegociación se extenderá hasta marzo de 2018.
Para dar más espacio a la deliberación de posturas, los tres países darán más semanas de debate antes de iniciar la Ronda Cinco de renegociación, agendada del 17 al 21 de noviembre en la CDMX.