Ariadna Rotceh Barragán Lobo 
Agencia Reforma

CDMX.- La Procuraduría de Justicia cerró la carpeta de investigación por la desaparición de Karen Espíndola, al comprobar que no hubo delito.

Autoridades rechazaron ayer las condenas que en redes sociales se dieron contra la joven, cuya familia había denunciado su desaparición tras perder contacto telefónico desde la noche del martes.

Este miércoles se activaron protocolos de búsqueda, montaron puntos de revisión de taxis -pues lo último que supo la familia fue que estaba en un auto de alquiler- y en redes sociales se volvió tendencia la búsqueda.

Al mediodía, Karen Espíndola volvió a su casa y más tarde un video la exhibió en un bar de Hacienda Coapa, en el que estuvo desde las 16:30 del martes hasta las 2:30 del miércoles.

Ante el Ministerio Público, la mujer relató que posteriormente pasó la madrugada y parte de la mañana cerca de la carretera a Cuernavaca.

«Cerramos la carpeta y no es un asunto, donde por este tipo de casos, la Procuraduría vaya a dejar de investigar», señaló la Procuradora Ernestina Godoy.

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, pidió que no se juzgue a la joven, pero que haya mayor responsabilidad en cómo se manejan las redes sociales.

«Tenemos que ir a investigar todo lo que sea posible, es nuestra obligación, y lo tenemos que hacer mientras sabemos si es fake news o no», abundó la Secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez.

La titular del Instituto Nacional de las Mujeres, Nadine Gasman, reprobó el linchamiento en redes sociales contra Karen.