Vecinos del fraccionamiento Jardines de la Cruz, en su mayoría personas de la tercera edad, se manifestaron en contra de la ciclovía que pretende construir el Gobierno del Estado en dicha zona. Afirman que dicha obra trastocaría su tranquilidad, además que son escasas las bicicletas que transitan por dicho lugar.
Un grupo de personas se reunió en la glorieta que se ubica a un lado del Seminario Diocesano, para manifestarse en contra de dicha obra. Durante su encuentro con los medios de comunicación, comentaron que en tal fraccionamiento, el 90% de los habitantes, está conformado por gente adulta mayor, por lo que el hacer una ciclovía en esta zona, no les beneficia. “Este fraccionamiento se hizo exclusivamente para los ferrocarrileros, ¿cuál es la idea de meter esa obra aquí, para qué queremos bicicletas’”.
La señora María de Jesús Alvarado, quien es vecina del lugar, comentó que hasta el momento no se ha llegado a ningún acuerdo con la Coordinación de Movilidad, a pesar de que en días pasados acudió su titular, Gustavo Gutiérrez, a hablar con algunos habitantes, a quienes les presentó una estadística de que por ahí circulaban 580 bicicletas al día.
“Nosotros nos reímos porque no pasan a lo mucho 20 bicicletas. Aquí es una zona meramente habitacional, no hay una avenida que tengamos muy amplia y lo que quieren es recortar las banquetas y quitar árboles. Les proponemos que mejor la hagan en la López Mateos y en Paseo de la Cruz, ahí sí les conviene. Nosotros queremos vivir en paz y el funcionario nos trata de gente necia y no es justo que nos diga así”, finalizó.