Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Hasta junio pasado, unos 9 mil elementos de la extinta Policía Federal (PF) solicitaron el pago de la compensación voluntaria por la terminación voluntaria de su servicio a esa corporación, tras rechazar su transferencia a la Guardia Nacional (GN), informó la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).
Registros de la Unidad de Transición de esa dependencia refieren que al 31 de mayo se había liquidado a 6 mil 773 efectivos y quedaban pendientes de pago otras 2 mil 311 solicitudes.
Arturo Durazo, titular de la SSPC, proyectó que “serían pocos” los policías federales que no quisieron incorporarse a la Guardia Nacional.
“(Del) programa de retiro son realmente pocos, debemos de tener ahorita alrededor de 500, pero son cifras que van variando”, dijo en noviembre.
“Porque primero fue un grupo pequeño, luego otro grupo pequeño luego otro grupo pequeño y así se ha ido llegando a esta cifra”.
Luego de las protestas de policías federales “rebeldes” en inmediaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), Durazo sostuvo que se decidió ampliar el programa de retiro a los agentes inconformes que aún no eran liquidados.
El proceso terminó en marzo.
Según registros de la SSPC unos 25 mil efectivos de la Policía Fedral fueron transferidos a la Guardia Nacional.
El Presidente Andrés Manuel López Obrador ha insistido en que la PF contaba con unos 36 mil elementos de los cuales sólo 18 mil eran operativos.
En tanto, de los 9 mil que rechazaron su paso a la GN, el 90 por ciento eran operativos, de acuerdo con representantes de los inconformes.