Víctor Fuentes 
Agencia Reforma

CDMX.- El Presidente de la Suprema Corte de Justicia, Arturo Zaldívar, anunció hoy que no aceptará prolongar dos años su periodo al frente del máximo tribunal como pretende el Congreso mediante un artículo transitorio de la reciente reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación (PJF).

Luego de cuatro meses de ser el blanco de críticas constantes, el Ministro Arturo Zaldívar dijo en conferencia de prensa que dejará la Presidencia de la Corte y del Consejo de la Judicatura Federal al cierre de 2022; es decir, al terminar los cuatro años para los que fue electo por sus colegas.

“Quiero informar que concluiré mi mandato como Presidente de la Suprema Corte de Justicia el 31 de diciembre de 2022, cuando termina el periodo para el que fui electo por mis compañeros y compañeras ministros”, anunció.

Con el transitorio mencionado, introducido de última hora en el Senado, la mayoría de Morena y sus aliados pretendió extender la Presidencia de Zaldívar hasta el 30 de noviembre de 2024, cuando también terminara su periodo como Ministro de la Corte, y, además, se extendieron por dos años los nombramientos de los seis consejeros de la Judicatura en funciones.

Ambos cambios son abiertamente contrarios a la Constitución, que limita a cuatro años el periodo de los Presidentes de la Corte, y a cinco años los de consejeros de la Judicatura, por lo que Zaldívar ha sido severamente atacado por no rechazarla con claridad, al tiempo que el Presidente Andrés Manuel López Obrador la ha apoyado con entusiasmo acusando que “los ministros íntegros son pocos”.

Zaldívar agradeció hoy al Ejecutivo y al Congreso, que consideraron que la implementación de la reforma requiere tiempo y por tanto tuvieron la idea de extender su mandato.

“Yo no estoy aquí por cargos, por puestos y por privegios, estoy en esta Corte por valores, principios y convicciones, asi lo ha demostrado toda mi carrea en este tribunal”, dijo Zaldívar, quien advirtió que el Poder Judicial no debe volver al pasado de corrupción y nepotismo.

El 14 de junio, luego de que el Ejecutivo público en el Diario Oficial la reforma que el Congreso había aprobado desde abril, Zaldívar anuncio que había planteado una “consulta” al Pleno de la Corte, con base en el artículo 11 de la Ley Orgánica del PJF, para decidir la postura que debe adoptar el tribunal ante el transitorio, y si este viola la autonomía judicial.

En esa solicitud, Zaldívar admitio que la prolongación de su Presidencia “ha generado un ambiente de desconfianza que injustamente pone en entredicho la labor cotidiana de toda la Judicatura, y siembra dudas sobre la independencia judicial y la división de poderes”.

El Ministro Fernando Franco turnará hoy a sus colegas el proyecto de sentencia para esta consulta, que no puede llevar a la invalidez total del transitorio, pero sí a una declaración por la cual la Corte decida no acatarlo por viola la independencia judicial.

Franco también está a cargo de tramitar dos acciones de inconstitucionalidad promovidas por senadores y diputados de oposición para buscar la invalidez del transitorio. La acción de los diputados apenas fue admitida a trámite este miércoles.

Varios ministros consideran que la Corte debería discutir primero las acciones, ya que, de lograrse los ocho votos por la invalidez del transitorio, la consulta de Zaldívar quedara sin materia. Esta consulta, en cambio, no puede llevar a la invalidez del transitorio.

La decisión de Zaldívar quitará presión a la discusión de este caso, pero la Corte todavía tendrá que resolver si invalida el transitorio, para aclarar la situación de los seis consejeros de la Judicatura, cinco de los cuales fueron nombrados a partir de 2019.