Antonio Baranda 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: El ex Ministro Arturo Zaldívar rechazó haber presionado a jueces, como se señala en una denuncia que investigará el Poder Judicial, y acusó una «intencionalidad política» para tratar de afectar a la llamada 4T.

En entrevista con REFORMA, Zaldívar señaló directamente a la presidenta de la Corte, Norma Piña, de «querer jugar electoralmente a estas alturas del proceso», así como de fraguar una «movida muy burda» para desprestigiarlo y generar un impacto político-electoral.

«Me parece muy claro que aquí hay una intencionalidad política, una revancha, una especie de venganza de parte de la presidenta de la Corte en contra del Presidente de la República, de la 4T», manifestó.

«Esta maniobra política y mediática de la presidenta de la Corte va más allá que yo, son muchas personas las que están involucradas, creo que es una cosa muy grave que se haga en el Poder Judicial y muy grave que la presidenta de la Corte quiera jugar electoralmente».

«No son causales los tiempos y no es casual que se admita una denuncia tan burda, que parece guion de telenovela. La única finalidad es desprestigiar, de tratar de generar un impacto político que, según ellos, les puede beneficiar».

La Ministra Piña ordenó al Consejo de la Judicatura Federal investigar a los principales operadores de su antecesor Arturo Zaldívar, por una denuncia que los acusa de conformar un «sistema corrupto» para presionar e influir en las decisiones de jueces y magistrados.

Un oficio emitido el pasado 9 de abril en la investigación J/108/2024, detalla que el CJF abrió este expediente con base en una denuncia anónima que acusa a Zaldívar como el principal responsable de presionar a impartidores de justicia y de vulnerar la independencia judicial.

-Se le acusa de haber presionado a jueces ¿Qué responde a estos señalamientos?, se le preguntó.

«Nunca, nunca, no solamente nunca he presionado a ningún juez ni a ningún magistrado, nunca toqué ningún asunto jurisdiccional con ningún juez, con ninguna jueza, magistrado o magistrada, nunca lo hice, eso es absolutamente falso», respondió.

Es gravísimo, expresó Zaldívar, que el Poder Judicial esté tomando partido en una contienda electoral, cuando debe ser independiente e imparcial.

«Están muy enojados, están muy preocupados supongo por la elección de junio; me queda claro que es una revancha, una venganza, que están defendiendo sus privilegios», recalcó Zaldívar.

«Yo creo que ya dan por descontado que en junio su candidata, a quien ellos le apostaron, va perder la elección y están tratando de generar presión para, pues, tratar que no se lleve a cabo la reforma judicial, eso es lo que hay atrás».

«Es una movida muy burda, indigna del Poder Judicial , de la presidenta de la Corte, que fabriquen… porque parecería ser que esta denuncia fue fabricada a modo para tratar de desprestigiar».

Zaldívar calificó como inédito y muy grave que se abra una investigación en contra de tantos servidores públicos del Poder Judicial por una denuncia anónima que, aseveró, no aporta «una sola prueba».

«No sólo se admite una denuncia anónima que no aporta ninguna prueba, sino de manera muy grave se filtra, se envía a las redes, a los medios de comunicación, violando todo el principio de secrecía y discreción que requiere una investigación», reprochó.

«Afectando el principio de presunción de inocencia de todas las personas que estamos citadas en esa denuncia, nuestro derecho de defensa y tratando de dañar nuestra imagen».

El colaborador de la candidata presidencial de Morena, Claudia Sheinbaum, dijo que tiene confianza en que el Poder Judicial actuará con altura de miras y respetará el debido proceso de todas las personas señaladas.

«Esperaremos, cuando seamos citados aclararemos, tendrán que ofrecer pruebas quienes acusan, nosotros no tenemos que portar nada, tendrán que demostrar todo lo que dicen ahí, es increíble la cantidad de gente que meten», manifestó.

«Es algo realmente inconcebible. Me voy a defender en todas las arenas porque esto, tal como se ha manejado, no es jurídico, es político y es mediático, si fuera jurídico ni siquiera estaríamos hablando porque se estaría llevando con el sigilo que amerita la investigación».

«Esta batalla, por llamarla así, tendrá su vertiente jurídica, pero también su vertiente política y su vertiente mediática. Yo siempre daré la cara, como lo he hecho en toda mi vida, no tengo nada qué esconder, tengo mi consciencia tranquila», añadió.