CDMX.- Luego de que un juez emitiera una orden de restricción en su contra por supuesta violencia doméstica, el cantante Ricky Martin tomó sus redes sociales este domingo para asegurar que todas las acusaciones son falsas.
«La orden de protección presentada en mi contra se basa en alegaciones totalmente falsas, por lo que enfrentaré el proceso con la responsabilidad que se me caracteriza», puntualizó el boricua en Twitter.
«Por ser un asunto legal en curso no puedo hacer expresiones particulares. Agradezco las innumerables muestras de solidaridad y las recibo con todo mi corazón».
La orden fue firmada el viernes, y las autoridades visitaron un vecindario de lujo en Dorado, en la costa norte de Puerto Rico, para ejercer la orden en donde habita la superestrella puertorriqueña, de acuerdo con el portavoz de la policía Axel Valencia.
De acuerdo con el portal boricua TuNoticiapr.com, el acusador es un sobrino del ex Menudo.
El medio hermano del astro musical, Eric Martin, realizó una transmisión en Facebook para defenderlo de los señalamientos.
Aseguró que el sobrino es una persona que tiene «problemas mentales», y que se alejó de la familia hace tiempo.
«A mi hermano mayor yo no lo creo capaz de lo que mi sobrino escribió», aseveró.
Representantes legales del cantante de «Livin’ la Vida Loca» ya habían desestimado la acusación. (Rodolfo G. Zubieta y Staff/Agencia Reforma)