Óscar Uscanga
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, reclamó que la reapertura de la industria automotriz echará abajo todas las medidas de precaución implementadas en el Estado para evitar la propagación del Covid-19.

Con mil 180 enfermos y 248 muertos por Covid-19, el Mandatario aseguró que su Administración no tiene los elementos suficientes para definir si lo que planteó la Federación, a través del Consejo de Salubridad General, es lo correcto.

“Poner en marcha la industria automotriz el 18 de mayo acaba con todas las medidas, para Puebla es el tema de la industria automotriz, es la construcción, porque tenemos una minería que no provoca una movilidad social importante. Acaba con todo”, afirmó el Gobernador.

La medida pondrá en movilidad a 15 mil trabajadores de la empresa Volkswagen, otros 7 mil de Audi y 15 mil más de industrias proveedores de partes automotrices, estimó en conferencia de prensa.

“Todas esas medidas de sana distancia, de uso de cubrebocas, de hoy no circula, pues ya no van a ser aplicables, van a romper con todo, van a romper con todo, y estamos hablando que esto se da en medio, en medio, del momento más crítico de la crisis de esta pandemia en nuestro Estado”, dijo.

“Todas estas industrias requieren servicios de todo tipo que tienen que ponerse en marcha, y el repunte de contagios puede llegar a ser, también lo digo, con un asunto de probabilidad, muy, muy alto, y salirse de control”.

Insistió que la reapertura escolar en Puebla no debe ser el próximo 1 de junio, sino hasta agosto, y que el siguiente ciclo académico debe iniciar en octubre de este año.

Al respecto, el Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, informó en conferencia desde Palacio Nacional que la reanudación de clases será hasta que el semáforo de reactivación implementado por la Federación esté en verde.

Es decir, hasta que sea totalmente seguro para la comunidad escolar el retornar a las diferentes instalaciones del País, según lo indicado por la autoridad sanitaria.