CDMX.- Jaime Maussan, de 67 años, no tiene ni la más mínima intención de aplicarse la vacuna contra COVID-19.
“Yo no me he vacunado, no lo necesito. Alguien que sienta que lo necesita, que tome mi vacuna, yo no lo voy a hacer; no porque me resista o sea rebelde. Quizás mucho más adelante, cuando ya no haya necesidad de vacunas, y, sobre alguna, yo veré cuál es la más conveniente y quizás me la ponga, pero no siento que en este momento sea una urgencia, no tengo el miedo, no tengo nada, no he tenido ningún síntoma, me he sentido perfectamente bien.
“Encontré un compuesto, el licopeno rojo hidrosoluble. Lo tomo todos los días, no solamente yo, mi equipo, que son casi 40 personas, y todos estamos sanos. No creo que haya una oficina en México donde todo el mundo esté sano como en mi oficina”, afirmó, en entrevista.
Desde 2020 el periodista recomendó el uso de Hydrotene, suplemento natural que refuerza el sistema inmunológico. Dice que incluso erradica el virus SARS-CoV-2 del cuerpo en minutos.
Luego de haber comprobado la eficacia del compuesto en 40 personas y de enfatizar que no es un medicamento, el especialista en ovnis empezó a tomarlo y asegura tener anticuerpos pese a no haberse contagiado.
Sus efectos, dice, han sido sanadores y rejuvenecedores.
Aunque ya tuvo un acercamiento con el Gobierno de la Ciudad de México para emplear en la gente esta sustancia, creada por el especialista Juan Alfonso García, no se ha demostrado científicamente que auxilie contra el coronavirus. Un foro virtual sobre sus presuntos beneficios fue cancelado por falta de información. Maussan dijo que se debió a “fuertes intereses” y lo lamentó. (Froylan Escobar/Agencia Reforma)