Antonio Baranda 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: El Presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó hoy las acusaciones sobre posibles daños a cenotes y ríos subterráneos debido a la construcción del Tren Maya, durante su conferencia matutina desde Cancún, Quintana Roo.

Afirmó que en la zona kárstica, donde se desarrolla parte del proyecto, se han tomado medidas para preservar el medio ambiente y la fauna local.

López Obrador explicó que los «segundos pisos» del tren fueron elegidos para evitar afectar a los cenotes, ríos subterráneos y la fauna, con más de 500 pasos de fauna, y aseguró que no se había desatendido la protección de los sitios arqueológicos.

Ante las preguntas sobre videos que mostraban columnas penetrando cavernas y posiblemente afectando el subsuelo, el Mandatario aseguró que se han implementado medidas de protección en las columnas y se han corregido riesgos potenciales para evitar la contaminación del agua con concreto.

El Presidente criticó a los «seudoambientalistas» que, según él, utilizan la defensa del medio ambiente como negocio, chantajeando y promoviendo amparos a través de asociaciones financiadas por agencias internacionales.

«¿Los seudoambientalistas viven en las localidades? No, viven en hoteles de gran turismo o en residencias, tienen dinero, bastante dinero, porque chantajean. A ver, estás destruyendo aquí, pero todo tiene arreglo, a ver, ¿cómo nos vamos a arreglar? Y ya con el moche de por medio, (se retiran).

«Hemos cumplido con todo lo que nos piden, no hemos violado un amparo, es como una carrera de obstáculos, pero no han podido porque contamos con el apoyo del pueblo», aseguró López Obrador.

El tabasqueño concluyó que la construcción del Tren Maya es una obra bien hecha y rechazó las críticas de corrupción y daño ambiental, asegurando que se han cumplido todas las normativas y que cualquier riesgo potencial está siendo corregido para preservar el medio ambiente y los recursos naturales.