Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador descartó que haya apagones programados en el País y anunció que prepara una nota diplomática para Italia por haberse amparado porque México hiciera un mayor uso de las plantas hidroeléctricas para la generación de energía.

Hoy, REFORMA informa que la CFE podría estar preparando apagones este verano ante falta de capacidad para atender la demanda.

Ante los riesgos de que el sistema eléctrico opere en condiciones críticas, por tener una demanda creciente y un margen de reserva al límite, se prevé que el operador programe apagones en algunas zonas para evitar un colapso generalizado.

De las semanas 25 a la 35, que comprenden del 21 de junio al 5 de septiembre, se esperan los momentos más críticos del año por mayores temperaturas y, con ello, una mayor demanda de energía.

Según datos del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), actualmente la demanda eléctrica se encuentra cerca de los 45 mil megawatts, por arriba de los niveles previos a la pandemia.

“Claro que no, claro que no (habrá apagones). Cuando (hubo) los apagones en el Norte por las heladas en Texas, que no había gas, las hidroeléctricas de Chiapas generaron la energía necesaria para enviar energía al Norte, a Nuevo León y por eso se resolvió el problema en cinco días”, comentó López Obrador.

En conferencia en Palacio Nacional, el Mandatario federal señaló que Italia acusó que existe una competencia desleal en el uso de las plantas hidroeléctricas de México y que, debido a eso, interpuso un amparo.

“¿Qué creen que hicieron estos corruptos insensatos? Se ampararon para que no se genere energía eléctrica de esa manera, una empresa italiana, que por cierto es del Gobierno de Italia o es una paraestatal.

“Y estoy haciendo la investigación, porque vamos a mandar una nota diplomática. Nos prohíben que se genere energía eléctrica en estas plantas. Si Chicoasen tiene seis turbinas, se usaba una porque con la reforma energética se le debía dar preferencia a las empresas privadas. Y por eso es el amparo, porque consideran que es una competencia desleal”, mencionó.

Previamente, el Presidente recordó que había suscrito un decreto de Protección Civil para que se les permitiera a las hidroeléctricas generar energía con el fin de evitar las inundaciones.

“En efecto, se tomó el acuerdo por Protección Civil para evitar las inundaciones, de que se les permitiera a las hidroeléctricas generar energía y que subiera la energía a la red, a la línea de transmisión, que se le diera despacho, así se le llama. Entonces, fue un decreto que yo suscribí para que no se acumulara tanta agua en los vasos y que en temporada de lluvia no se tuviese que soltar el agua para inundar las partes bajas, la planicie de Tabasco.

“Bueno, como se firmó este decreto, se generó más energía, 50 por ciento más energía limpia, esa es la energía más limpia que después de que pasa el agua y que mueve las turbinas, sale y ahí hay aves, patos y hay otros animales, no hay contaminación de nada, porque es mecánico, no hay contaminación y es energía limpia barata y además se protege a la población”, agregó.