Este viernes por la noche, Necaxa recibió al Mazatlán en lo que fue su último encuentro de local en la temporada. Los Rayos querían aprovechar el Día de Muertos y salir definitivamente de la tumba, rumbo a un posible repechaje, pero, para ello, tenían que sacar los tres puntos. Pablo Guede salió con Edgar Hernández, Julio González, Luis Quintana, Agustín Oliveros, Raúl Sandoval, Rubén González, Alejandro Zendejas, Alan Medina, Heriberto Jurado, Facundo Batista y Rodrigo Aguirre.
Desde que se dio el pitazo inicial, se notó que los de casa querían la victoria al salir con todo buscando el gol. La primera llegó con un disparo lejano de Raúl Sandoval que Vikonis mandaría al tiro de esquina con buen manotazo; más tarde, sería Zendejas el que lo intentaría de larga distancia, mandando el balón por arriba del arco visitante. Al 33′, Rodrigo Aguirre se quedaría cerca de anotar, aprovechando un error en la salida de Vikonis, el propio arquero fue el que salvó su meta de ser perforada. El buen juego de Necaxa tuvo su premio al 38′, con una gran pared de Alan Medina y Rodrigo Aguirre; el mediocampista mexicano llegó a línea de fondo por la derecha del área aprovechando el taconazo de Aguirre y metió diagonal retrasada que Alejandro Zendejas remató, barriéndose y mandando el balón al fondo de las redes. La ventaja de Necaxa hizo despertar a Mazatlán, que tuvo tres acercamientos antes del entretiempo; en todos, Edgar Hernández respondió adecuadamente.
Regresando del descanso, Necaxa volvió a tomar las riendas del partido. Al 58′, Rodrigo Aguirre pegó cabezazo seco dirigido al poste izquierdo de la portería, Vikonis se lanzó de forma espectacular para sacar la pelota en una estampa futbolera. A partir de ahí, Mazatlán tendría la posesión de la pelota y, al 68′, les llegaría la oportunidad de oro luego de una mano de Aguirre dentro del área que se señalaría como penal con ayuda del VAR. Camilo Sanvezzo sacaría riflazo cruzado, dejando sin chances a Edgar Hernández, igualando los cartones. Instantes más tarde, el mismo Sanvezzo casi anotaba su doblete con un bombazo que se fue apenas por encima.
En los minutos finales, Necaxa se fue con todo al ataque y metió tanto a Maxi Salas como a Mauro Quiroga. Los Rayos llenaron de centros el área visitante y, en un tiro de esquina, Escoboza conectó volea de fuera del área que pegó en la mano de un defensor, la pena máxima se señaló ante la emoción de la afición local. Maxi Salas tomó el esférico y conectó tremendo remate cruzado para sellar los tres puntos para Necaxa, ante el grito tanto de los jugadores como de la gente en las gradas.
La victoria hace que Necaxa suba hasta la novena posición de la clasificación, llegando a 20 unidades, pero tendrá que esperar a conocer los resultados de equipos que tienen un juego pendiente para conocer qué necesitan en la última jornada cuando visiten al León, en donde se jugarán la vida por el repechaje.

¡Participa con tu opinión!