El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), postergó hasta nuevo aviso el levantamiento de censos y encuestas, atendiendo la declaratoria de emergencia sanitaria a consecuencia del COVID-19.

A partir de ayer instrumentaron nuevas acciones con el propósito de conservar la operación esencial en la producción y difusión de información, al tiempo de minimizar la exposición del personal y acatar las recomendaciones del sector salud.

Las Encuestas Económicas Nacionales se recabarán por internet y asistencia telefónica.

El Sistema de Cuentas Nacionales de México (SCNM) se allegará de los insumos anteriores y de los registros administrativos por vía remota.

La medición del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se llevará a cabo mediante un levantamiento de cotizaciones por internet, teléfono y otras tecnologías de la información.

Para evitar las entrevistas cara a cara en vivienda, se reprogramarán hasta nuevo aviso los siguientes programas de información estadística:

  • Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo
  • Encuesta Nacional de Confianza del Consumidor
  • Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública
  • Encuesta Nacional de Vivienda
  • Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares
  • Encuesta Cognitiva de la Encuesta Nacional sobre Salud y Envejecimiento en México, y
  • Módulos sobre Eventos Culturales Seleccionados (Modecult) y de Bienestar Autorreportado (Biare).
  • La etapa de verificación del Censo de Población y Vivienda 2020 se pospone hasta nuevo aviso y continuará el seguimiento remoto de cerca de un millón de invitaciones a responder el cuestionario censal por internet.