Óscar Uscanga
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En 266 días del actual periodo electoral en México, se han registrado 782 agresiones a candidatos y políticos, cifra que supera las 774 registradas en el proceso 2017-2018, reportó la consultora Etellekt.

Las agresiones han afectado a 737 personas, de las cuales 518 están catalogadas como aspirantes y candidatos, 120 militantes partidistas y otras 99 autoridades electas, de acuerdo con el registro con corte al 30 de mayo.

De entre los candidatos, se explica que 75 por ciento de ellos competía por cargos municipales (alcalde, regidor, síndico); 16 por ciento por un cargo estatal, y 9 por ciento por un cargo federal.

A dos días de que culminen las campañas y menos de una semana para la jornada electoral, Etellek detalló que esas agresiones son las amenazas, infracciones contra la dignidad, ataques contra colaboradores y robo con o sin violencia, daños a la propiedad y privación ilegal de la libertad, que se han contabilizado en las 32 entidades.

Asimismo, se adhieren el atentado contra familiares, homicidio en grado de tentativa, intimidación cometida por servidores públicos, lesiones, despojo de oficinas, daño moral, privación de la libertad (tentativa), violación a la intimidad, extorsión, delitos sexuales, abuso de autoridad, violencia familiar y robo de identidad.

Entre las agresiones, también se incluyeron 89 asesinatos de políticos, de los cuales 35 son de candidatos y aspirantes en Veracruz, Guanajuato, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Quintana Roo, Jalisco, Baja California, Nuevo León, Sonora, Chihuahua, Michoacán, Tamaulipas, Puebla, Querétaro y Morelos.

“De las 782 agresiones o delitos globales, 117 se dirigieron en contra de políticos, aspirantes y candidatos veracruzanos (15 por ciento del total nacional). De las 89 personas políticas asesinadas, 16 desarrollaban su actividad política en Veracruz (18 por ciento del total nacional).

“Respecto a los 35 aspirantes y candidatos asesinados, 8 eran veracruzanos que buscaban cargos de elección en esa entidad. Sin embargo, desde el arranque de campañas políticas en Veracruz, no se tienen más casos de candidatos con registro ante sus partidos que hayan perdido la vida en atentados”, destacó la consultora.

Pese a esta decena de crímenes, de los cuales 44 por ciento afectaron a integrantes de PAN, PRI y PRD, y 28 por ciento a abanderados de Morena, PVEM y PT, todavía el periodo electoral 2017-2018 registra la mayor cifra de homicidios de candidatos, con 48.