Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Integrantes del Comité contra la Desaparición Forzada de la Organización de las Naciones Unidas (CED, en inglés) llegaron ayer al País para realizar desde el lunes una visita oficial, en la que sostendrán reuniones con autoridades federales y de más de una decena de estados para identificar los medios que permitan enfrentar ese fenómeno.
En un comunicado, la Cancillería indicó que el Gobierno de México ha reiterado su apertura al diálogo constructivo y a la cooperación con los órganos de tratados y mecanismos internacionales de derechos humanos.
«Por ello, se acordó con el CED realizar una visita al país este año, en cuanto las condiciones relacionadas con la pandemia ocasionada por el virus SARS-CoV-2 lo permitieran», detalló.
La delegación estará integrada por la presidenta del Comité, Carmen Rosa Villa Quintana, los expertos Juan Pablo Albán Alencastro, Sergio Giulian, Juan José López Ortega, Horacio Ravenna, y la secretaria del Comité, Albane Prophette Pallasco.
«México ha reconocido que prevalecen desafíos importantes en materia de desapariciones forzadas y desapariciones cometidas por particulares, y que es fundamental reforzar las políticas y estrategias para abordarlos de manera integral y con la cooperación internacional del sistema multilateral», indicó la Cancillería.
Será la primera «visita de país» que realizará el Comité desde su creación, en 2011, y empezará el lunes con una entrevista con funcionarios de la Secretaría de Gobernación.
La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) detalló que la delegación del CED viajará a 12 entidades federativas donde se encontrará con distintas autoridades federales y estatales, en una visita que terminará el 26 de noviembre.