Luego de que la entidad alcanzara el indicador verde, dentro del semáforo epidemiológico, y que en consecuencia las actividades médicas comenzaran a normalizarse, el Centenario Hospital Miguel Hidalgo retomó su programa de trasplantes de órganos, proveniente de donadores cadavéricos, informó su director Armando Ramírez Loza.
Explicó que de esa manera se concretó exitosamente el primer trasplante de riñón en lo que va del año, proveniente de un cadáver de una persona de 50 años de edad, originaria del estado de Durango, la cual era residente de la capital.
El doctor recordó que por causas de fuerza mayor a consecuencia de la pandemia y de la conversión del CHMH, como hospital COVID, se suspendieron ese tipo de procedimientos. Sin embargo, resaltó que ahora que las condiciones sanitarias lo permiten y como parte de la normalización de los servicios, será posible realizar ese tipo de acciones. En consecuencia, se espera que a lo largo del año, las cirugías de trasplantes de órganos cadavéricos y dependiendo de la disponibilidad que exista, se irán programando los pacientes progresivamente.
“El Hospital Hidalgo opera un programa de trasplantes renales, también realizan cirugías de otros órganos humanos, como huesos, córneas o corazón, por lo que el llamado a la población sigue siendo de sumarse a la cultura de donación, para poder dar una segunda oportunidad de vida a los demás pacientes”, destacó.