A pesar de que las labores de vacunación contra COVID-19 han avanzado en el país, expertos médicos advirtieron que aún no se ha superado la pandemia, por lo cual es de suma importancia que las medidas de prevención no sean abandonadas y por el contrario, actuar con responsabilidad social para evitar más contagios.

El médico e investigador en el área de nanomedicina, Guillermo Ulises Ruiz Esparza Herrera, precisó que se requiere que al menos el 60-70% de la población cuente con inmunidad contra el virus, ya sea por medio del esquema de vacunación completo o por previa exposición para que los índices de mortalidad y transmisión puedan disminuir de manera significativa.

El también médico investigador del Hospital Brigham and Women’s de la Universidad de Harvard, explicó que mientras se logra el nivel de cobertura en la vacunación anti-COVID, el surgimiento de nuevas cepas, incluso cada vez más agresivas, podría seguir presentándose, lo cual afectará de forma más severa a personas no vacunadas o con su esquema de vacunación incompleto, mientras que el nacimiento de nuevas cepas podría hacer que las vacunas puedan perder efectividad, sin embargo es optimista en la continua actualización de las mismas.

Por lo anterior, el especialista resaltó la importancia de continuar adoptando las medidas de sanidad. Ruiz Esparza coincidió en la aplicación de una tercera dosis como sucederá en los Estados Unidos, con algunas farmacéuticas en especial como lo es Pfizer, por lo cual nos adelantó que México deberá estar preparado para actualizar su esquema de vacunación al corto plazo y aplicar dosis adicionales cada cierto periodo de tiempo para mantener vigente la inmunidad de su población.

Consideró que el regreso a clases y el retorno de eventos de gran magnitud, tiene que realizarse de manera consciente y ordenada, sin que signifique no atender las indicaciones para prevenir nuevos contagios, estableciendo protocolos estrictos. Recomienda tener al 100% del personal educativo vacunado, uso de cubrebocas obligatorio en escuelas, distanciamiento social, ventilación de espacios y equipos de recambio de aire, 40-50% de aforo en aulas, mantener higiene de manos, limpieza de espacios, diagnóstico y rastreo de contactos continuo, ya que la población estudiantil no estará vacunada, aislamientos de grupos de alumnos expuestos y cierres controlados de escuelas en caso de surgimiento de brotes. De la misma manera, se debe poner mayor énfasis de cuidado durante la temporada invernal, periodo en el cual advirtió la cifra de contagios incrementará.

“Desde el punto de vista epidemiológico se debe poner como meta tener una cobertura del 60-70% de la población con su esquema de vacunación para ver avances más significativos en la pandemia, aún estamos lejos de ese número en México. Es importante no bajar la guardia para evitar nuevos contagios y con ello comprometer los servicios médicos”, resaltó.