Especialistas en el cuidado animal estimaron que  perros y gatos son propensos a sufrir trastornos como ansiedad, miedo y frustración, tras la entrada de los lineamientos de la nueva normalidad lo que implicaría que de nueva cuenta tengan que enfrentar largos periodos sin compañía. Ante ello, expertos recomendaron preparar a las mascotas de tal manera que sus emociones no tengan mayores afectaciones.

Alejandro Sánchez Pacheco, técnico de de la Unidad de Animales de Compañía de MSD Salud Animal, cuya empresa global se enfoca a la investigación y desarrollo de medicamentos y servicios veterinarios, detalló que las mascotas podrían resentir drásticamente la separación de sus amos, quienes en algunos casos han tenido que reincorporarse a sus labores habituales. Si bien, durante el periodo de confinamiento las personas con mascotas lograron tener mayor tiempo para la convivencia e incluso en sus atenciones en general, la entrada de la nueva normalidad vigente desde inicios de mes, pudieran significar comportamientos no deseados y afectar el bienestar emocional de perros y gatos. Para ello, Sánchez Pacheco indicó que es necesario educarlos, de manera que el cambio sea progresivo y menos radical posible. Adicionalmente, al salir de casa, se recomienda permitir que las mascotas tengan acceso a espacios desde los cuales puedan ver la calle, personas y otros animales, siempre manteniendo su seguridad. Asimismo, respetar los horarios para su rutina habitual de alimentación, paseo.

“Los principales signos de ansiedad por separación en perros son jadeos constantes, irritabilidad, aumento en las vocalizaciones, cambios en los patrones de alimentación, de sueño y vigía, destrucción de objetos en el hogar, así como, orinar y defecar en lugares donde antes no lo hacían. Mientras que los gatos pueden presentar los mismos signos, además de incrementar su comportamiento de caza y el aislamiento”, explicó