Una vez más se cumplió la tradición de hacer ajustes en el último tramo del equipo gubernamental, algunos obligados por renuncia de sus titulares que van tras un cargo de elección popular, y otros que ya cumplieron su ciclo, lo cual también tuvo lugar en el Ayuntamiento capitalino.

El nombramiento más esperado era el de director del Instituto de Educación (IEA), por lo que significa este sector laboral y para padres de familia y alumnos, recayendo la responsabilidad en Ulises Reyes Esparza, que tiene 19 meses para puntualizar los compromisos asumidos en 2016 por el gobernador del Estado.

También está la designación de Carlos Reyes Sahagún como director del Instituto Cultural (ICA), el de Alfredo Rivadeneyra Hernández en la coordinación de gabinete; Enrique Peralta Plancarte como secretario de Obras Públicas; Karla Esparza Lizalde en la Dirección General del DIF; Edna García Armería como directora del Instituto Aguascalentense de la Mujer (IAM); Alejandro Méndez Montijo en el Instituto de Capacitación para el Trabajo (ICTEA); Marco Antonio Hernández Pérez, en la Secretaría de Turismo (y presumiblemente presidente del Patronato de la Feria Nacional de San Marcos); Humberto Montero de Alba, secretario de Desarrollo Social y que hasta hace días fue secretario de Turismo.

La misión que tiene cada uno es cumplir de aquí a octubre de 2022 los programas de cada dependencia, por lo que deben acelerar el paso para no dejar pendientes.

Por su parte, en la administración municipal capitalina siguieron los pasos de la hoy alcaldesa con licencia María Teresa Jiménez las regidoras Citlalli Rodríguez González y Sanjuana Martínez Meléndez, que fueron sustituidas por María Mayela Santacruz Amador y Dulce Carolina Solís Hurtado, además Sergio Arturo Lozano González rindió juramento en lugar de Alfredo Martín Cervantes, como secretario de Finanzas.

Por su parte, el presidente de Pabellón de Arteaga, el perredista Cuauhtémoc Escobedo ya se aficionó a vivir del presupuesto y ahora pidió licencia para ir por la diputación del Distrito local 03 que comprende los municipios de Pabellón y Tepezalá.

Como dijera el clásico, se van acomodando las mismas calabazas en el viejo carretón de la democracia, que entre zarandero y zarandeo ocupan distinto lugar.

AUNQUE DUELA

Sistemática y tercamente el Gobierno Federal se niega a que las administraciones estatales participen en la campaña nacional de vacunación contra el COVID-19, al considerar que le basta con los varios grupos que ha formado para ese fin, sin embargo el revoltijo que se trae ha provocado que los adultos mayores tengan que esperar horas bajo el sol o la lluvia para ser atendidos.

El Gobierno de Aguascalientes, con el apoyo de la UAA y de otros organismos, hace varias semanas estableció centros receptores de vacunas que permitieran recibir y tener el inmunizante bajo las temperaturas previstas, lo que finalmente tiene una respuesta al designar a esta entidad como sede regional distribuidor, que permitirá resguardar más de 200 mil dosis de la firma Pfizer y que serán aprovechadas por Nayarit, Colima, Jalisco, Guanajuato y Aguascalientes.

En este sentido, el titular del Poder Ejecutivo, Martín Orozco Sandoval, informó que para la entrega del biológico cada estado debe hacerse cargo de su traslado y garantizar la congelación correspondiente, para que llegue en óptimas condiciones al receptor, en este caso las personas que sean vacunadas, para ello el Instituto de Salud del Estado se encargará de mantenerlo en buenas condiciones.

Para mejorar la atención a la población en general, la administración local pone a disposición de la Federación el software con que cuenta y de esta manera se amplíe la logística, que como se ha informado ampliamente ha tenido varios puntos negativos en los municipios donde se llevó a cabo la aplicación, por lo que dijo, está en espera de una respuesta.

La Universidad Autónoma mantiene el ofrecimiento de resguardar hasta 3.5 millones de dosis en los ultra-congeladores, lo que demuestra que esta entidad tiene un sector salud fuerte, entre el primero y segundo lugar en las estrategias de vacunación, “lo que nos hace sentir orgullosos”, apostilló.

A DOS FUEGOS

Difíciles las circunstancias en que se encuentran las fuerzas policíacas cuando tienen que enfrentar a un grupo enardecido, dispuesto a todo con tal de salirse con la suya. Lo ocurrido el pasado 8 de marzo sigue dando de qué hablar, al haber puntos de vista opuestos, en donde unos consideran que los uniformados actuaron en defensa propia cuando eran agredidos y otros discurren que deben estar mejor preparados para soportar los porrazos.

Más allá de quien tenga la razón, lo cierto es que la escaramuza sobresalió sobre las ignoradas y justas demandas de las mujeres, lo que si se es mal pensado fue parte de una estrategia de alto nivel, ya que hoy todo gira en torno a que si los uniformados actuaron con exceso de fuerza, por lo que deben ser enjuiciados, pero en dónde queda la marginación laboral, los feminicidios, la falta de seguridad en las calles, mejores oportunidades de estudio y crecimiento, etc., que es lo que debería de estar en primerísimo lugar en la agenda pública.

El problema de fondo, de lo registrado en Aguascalientes, se debe a que volvió a vivirse el mismo esquema que implantó el jefe policíaco que sirvió a las administraciones de Reynoso Femat y Lozano de la Torre, de enviar elementos y patrullas en número considerable a los lugares donde un colectivo ciudadano haría una protesta o exigiría respuesta a sus demandas, lo que en sí era –y es– una muestra de represión pero que ladinamente cambian la palabra por “disuasión”. Todavía el jueves 9 y viernes 10 seguían estacionadas varias patrullas en torno a Palacio de Gobierno, tanto en la calle José María Chávez como en la Nieto.

Lo que no se ve pero es observable es que los policías reciben órdenes y están expuestos a perder el empleo y ser procesados, inclusive el titular de la corporación puede correr la misma suerte sólo que pocas veces se llega a ese extremo. Lo innegable es que el elemento de a pie se encuentra entre la espada y la pared, porque si actúa se le acusa de intolerante y despiadado y si no lo hace de medroso.

Por su parte, las personas que se enfrentan a las fuerzas policíacas o dañan edificios públicos saben a lo que se exponen, pero lo hacen para obligar a que las ataquen y así tener condiciones de exigir una “reparación del daño” y crear “el M8 nunca se olvida”.

SIN LIMITACIÓN

Chismosos, entremetidos, calumniadores, indiscretos, mentirosos y toda esa laya que nunca falta en las campañas políticas pueden actuar a sus anchas en la que está por comenzar, actitudes que sólo se podrán investigar y en su caso castigar si hay denuncia de por medio.

Quién sabe cuándo se hizo presente esa clase de individuos, que a veces actúan por cuenta propia, por encargo o en manada, pero la cuestión está en el daño que causan a candidatos y partidos, que deben soportar la ráfaga de comentarios mordaces que sólo buscan minar la confianza social y que se resten puntos a la hora del balance.

Es una temporada en que se sacan demasiados trapitos al sol, por lo que el perjudicado debe tener una concha tan gruesa que le evite un daño mayor, sin embargo no es fácil cuando invaden la vida privada, por lo tanto, con anticipación debe alertar a la familia de lo que pueda presentarse.

Dice el presidente del Instituto Estatal Electoral, Luis Fernando Landeros Ortiz, que los cuestionamientos, encuestas falsas, los impresos que carecen de autoría y todo aquello que se acostumbra “no pueden ser perseguidos o ser investigados de oficio, antes bien, debe existir una denuncia y que sea ante el IE, el INE o la Fiscalía General del Estado, misma que puede ser presentada por quien se sienta afectado, que puede ser inclusive, cualquier ciudadano”.

Es común hablar mal de la o el candidato, de su partido, de su entorno laboral y familiar y de todo aquello que pueda significar un golpe a sus pretensiones, pero el que lo revela se concreta a señalar “bueno, eso dicen”, a manera de protegerse por si hay un reclamo, ya que en el “dicen” pueden ser pocos o muchos los que propalen noticias infundadas y como en Fuenteovejuna son todos y ninguno.

También hay sondeos que buscan acabar con la competencia, pero que aún cuando aparece el nombre de la supuesta casa encuestadora a la hora que se investiga resulta que el domicilio es inexistente y los teléfonos no contestan, por lo que la autoridad electoral rechaza ese tipo de presentaciones. Asimismo, en esta época proliferan los periódicos digitales que le aseguran a los aspirantes que son un apoyo para que alcancen sus fines, ofreciendo que harán una campaña que llegará a todas partes, no obstante un mínimo de personas se dan cuenta de lo que hacen.

Lo único que puede frenar ese tipo de actividades es denunciar quien se considera agraviado, para que se inicien las indagatorias correspondientes y pueda actuarse con apego a la ley, lo que por regla general no se hace al preferirse dedicar todo el esfuerzo a buscar el apoyo ciudadano y no a litigar en algo que pocas veces es castigado.

UN PRI CAPRICHOSO

Un tufillo extraño dejó el cambio de mando en el Comité Directivo Estatal del PRI, al hacerse sin que se conocieran las causas, simplemente fue un montazo de “alito”, que desde la capital del país maneja los hilos de las representaciones locales.

Aunque el ahora ex presidente del CDE, Herminio Ventura Rodríguez, estaba como interino había logrado hacer un buen trabajo en la designación de candidatos a las alcaldías y diputaciones estatales, logrando algo que no se veía desde hace varios años, de que no hubiera protestas ni amenazas de renuncias a la militancia o amagos de tomar las oficinas. Junto con el profesor Francisco Guel Sosa realizaron tantas reuniones como fue necesario hasta lograr la aceptación de quienes no resultaron elegidos para que se sumaran a las tareas del partido, en una muestra de unidad.

Los hombres de campo afirman que no es conveniente cambiar de caballo a mitad del río y menos en corrientes turbulentas, como está actualmente el Revolucionario Institucional, que debe luchar en sentido contrario para hacerse de algunos triunfos. Es aventurado señalar que con el profesor Herminio el tricolor habría logrado ir muy lejos, teniéndose en cuenta que este instituto no posee ninguna de las tres diputaciones federales y de 18 diputaciones locales sólo tiene 2, mientras que de los 11 municipios únicamente registra uno, pero con la labor que se había desarrollado era posible ir más allá.

Ahora la pelota quedó en manos de Antonio Lugo Morales, impuesto por el Comité Nacional como presidente provisional y cuyas cartas de presentación son que ha sido delegado en cinco estados y ha estado en la administración pública.

El cambio de mando fue muy rápido, ya que bastaron unos minutos a María Eugenia Medina Miyazaki, subsecretaria de Estados en Oposición y responsable de la Unidad para Erradicar la Violencia Política de Género, para hacer la presentación de Lugo Morales y en seguida tomarle la protesta en representación del dirigente Alejandro Moreno.

La enviada del CEN agradeció al esfuerzo del profesor Ventura Rodríguez, a quien reconoció como un hombre de partido “que supo unir al priismo y garantizar condiciones de triunfo en el estado”, expresiones absurdas porque si ella misma acepta que logró unir al priismo entonces para qué suplirlo, además, fueron notorios los colores de la vestimenta de Medina Miyazaki y Antonio Lugo, de color naranja, por lo que más bien parecía un acto de Movimiento Ciudadano.

EL CUADERNILLO

Apenas Ulises Reyes Esparza se estrenaba como director general del Instituto de Educación de Aguascalientes (IEA) y ya tenía sobre el escritorio el punto de vista de la Sección Uno del SNTE, que entre otras cuestiones le pide que integre su propio equipo de trabajo y le dé continuidad a los temas que están en análisis.

El secretario general gremial, Ramón García Alvizo, no se anduvo por las ramas para poner los puntos sobre las íes: “Se le exige a Ulises Reyes Esparza para que los funcionarios del Instituto de Educación no presionen a los trabajadores sindicalizados en este proceso electoral, que no haya condiciones y se respeten sus derechos y todo lo que se ha logrado a favor de ellos hasta el día de hoy”.

El nuevo titular del IEA fue hasta la víspera director del Servicio Profesional Docente del propio IEA, además estuvo como director de Carrera del Magisterio, por lo tanto conoce el terreno que pisa; es egresado de la Escuela Normal Superior Federal de Aguascalientes “José Santos Valdés” y de la Universidad Interamericana para el Desarrollo y entre sus subordinados goza de ser un jefe que sabe escuchar y tomar decisiones, además es el más joven de cuantos han estado al frente del Instituto de Educación.

Para el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación es importante que se asegure que nadie quiera condicionar o presionar al magisterio durante el proceso electoral 2021, por lo que espera que con él “llegue gente nueva y quiera sacar los temas y los pendientes del estado en materia educativa”.

El SNTE mira con agrado que Ulises Reyes haya trabajado en los asuntos de admisión, promoción, de capacitación y actualización, “por ello vemos bien que sea él, pues habrá diálogo y apertura, sobre todo que se pueda avanzar en los temas pendientes”.

Por una parte es fundamental que el Sindicato ponga las cartas sobre la mesa y por otra que reconozca que tendrá un interlocutor que conoce el trabajo que le ha sido encomendado por el gobernador del Estado.