CDMX.- A diferencia de otras ocasiones en las que Pepe Aguilar toma el toro por los cuernos y habla sin tapujos de los temas que conciernen a su familia, ante la polémica que envuelve a su hija Ángela, el cantante prefirió hacerse de la vista gorda.
Desde primera clase en el avión que lo lleva a París, el artista se conectó en vivo desde su cuenta de Instagram para presumir lo bien que lo pasaba en el vuelo de AirFrance, además de informar que su viaje es de trabajo porque quiere llevar su espectáculo ecuestre Jaripeo Sin Fronteras a Europa.
Aunque algunos usuarios le preguntaron por Ángela y su novio, el compositor Gussy Lau, el intérprete de música ranchera no ahondó en el tema, pero dijo que la prensa andaba con tarugadas.
«Ahí andan con muchas tarugadas los medios de comunicación y la gente. Es más el cuento que uno hace en la vida», dijo entre risas el artista sin dar más detalles.
Ángela Aguilar está en medio de la polémica por las fotos en las que aparece dando un beso de lengua a Gussy, quien es 15 años mayor que ella y con quien supuestamente sostiene una relación.
La cantante de 18 años dijo sentirse violentada y defraudada por la filtración de las imágenes porque vulneran su privacidad.
De acuerdo con Pepe, su hija menor también lo acompañó al viaje, así como su esposa y sus hijos Leonardo y Aneliz. (Paula Ruiz/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!