Tras el colapso y derrumbe de la fachada y techo del antro Casa Segunda, el Ayuntamiento de Aguascalientes procedió a un operativo especial de revisión de fincas antiguas y hasta el momento acumulan 17 las clausuras precautorias de segundas plantas, terrazas y azoteas de bares, tan sólo en la calle Venustiano Carranza, a fin de revisar la condición estructural de todos esos espacios de alta concentración humana y prevenir un siniestro.

La revisión continúa y los siguientes espacios de posible clausura se localizan en el Andador J. Pani, de acuerdo al trabajo de campo indefinido que ejecutan la Secretaría de Desarrollo Urbano, la Coordinación de Protección Civil y la Dirección de Reglamentos.

Adrián Castillo Serna, titular de la SEDUM, señaló que esta acción se ejecuta para prevenir cualquier riesgo a causa del daño que pudieran concentrar algunos edificios por la presencia de intensas lluvias a lo largo de esta temporada y que pudieran reblandecer las estructuras y representar un riesgo para los habitantes de la ciudad.

Muchas de las construcciones son antiguas y la clausura precautoria no es porque no tengan sus licencias de construcciones, sin embargo han comenzado a utilizar las azoteas de los edificios, lo que representa una carga adicional y es pertinente pedir mayor información para prevenir cualquier situación de riesgo.

En términos generales, esos establecimientos deben cumplir con los requisitos de Protección Civil como los programas internos o los diagnósticos estructurales o eléctricos, a fin de que les sea autorizada la apertura de los negocios.

Adicionalmente, la Secretaría de Desarrollo Urbano está requiriendo ahora un dictamen estructural, y aunque no lo establece la normatividad, se toma esta decisión a causa de los acontecimientos recientes en la calle Eduardo J. Correa.

Hasta el momento, los 17 propietarios de los establecimientos en fincas antiguas en su mayoría han accedido y aceptan esta clausura precautoria porque el compromiso y la responsabilidad se encuentran con sus clientes y en ningún instante se les quiere poner en peligro.

Esta clausura precautoria tiene tiempo indefinido y se tomarán nuevas decisiones hasta que se cuenten con los estudios técnicos correspondientes, indicó.

La revisión de este tipo de negocios se mantendrá en los siguientes días y la segunda zona a revisar será el Andador J. Pani y posteriormente se irán sumando nuevos hasta garantizar la seguridad de esos espacios de alta concentración de personas.