CDMX.- Alfredo Adame ya dio las primeras declaraciones sobre la broma que le hicieron los influencers Rey Grupero y Fofo Márquez.
Tras la aparición de una manta afuera de la casa del presentador donde se burlan de su faceta de DJ y de karateka, él dijo que no está enojado.
«No, no estoy enojado, ni me viene, ni me va, ni me sirve absolutamente de nada (demandarlos). Eso es publicidad para mí.
«Ladran los perros, Sancho, señal que seguimos cabalgando. No estoy enojado, estoy sorprendido que alguien pueda no tener vida y andar haciendo esas tonterías», comentó en entrevista con Multimedios.
A pesar de que no planea demandarlos, les avisa que sí cometieron un delito al compartir su número de celular. (Elizabeth García/Agencia Reforma)