Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Un tribunal federal ordenó a la Fiscalía General de la República (FGR) determinar si debe reabrir una investigación contra la exprocuradora Marisela Morales por supuestamente manipular testigos protegidos para acusar falsamente de narcotráfico a Javier Herrera Valles, exmando de la Policía Federal.
Por unanimidad, los magistrados del Segundo Tribunal Colegiado Penal de la Ciudad de México instruyeron dejar sin efecto el no ejercicio de la acción penal que el 23 de noviembre de 2018 dictó la entonces Visitaduría General de la Procuraduría General de la República (PGR), hoy Fiscalía Especializada en Asuntos Internos, en favor de los denunciados.
Según el fallo, la Fiscalía deberá hacer un nuevo análisis sobre la prescripción de los delitos contra la administración de la justicia, abuso de autoridad, falsedad en declaraciones judiciales y en informes dados a una autoridad, y resolver si la indagatoria debe archivarse de nueva cuenta o ser reabierta.
“De no estar prescrita la acción penal, devuelva la indagatoria de inmediato al agente del ministerio público investigador, para que de estar suficientemente integrada la determine, tomando en consideración que la inactividad ministerial puede actualizar la prescripción”, señala la sentencia.
El fallo corresponde a un amparo concedido a Herrera Valles, excoordinador de Seguridad Regional de la Policía Federal, contra el “carpetazo” dictado por la Visitaduría General de la PGR en la averiguación previa 113/AP/DGDCSPI/2014.
La indagatoria fue iniciada luego de que el 26 de marzo de 2014 Herrera Valles, uno de los principales críticos de Genaro García Luna, extitular de la Secretaría de Seguridad Pública federal, presentó su denuncia ante la FGR por la manipulación de tres testigos protegidos en su agravio.